“El BCE ha decepcionado; es probable que el mercado siga presionando al euro”


Tal y como venía descontando el consenso de mercado, el BCE optó ayer por recortar los tipos de interés en 25 puntos básicos, dejando las tasas en el 0,75%, el nivel más bajo desde que se creara la institución. “Claramente, esta iniciativa ha decepcionado a los que pensaban que la autoridad monetaria se mostraría favorable a ampliar sus políticas no convencionales siguiendo la estela fijada por los líderes europeos en una Cumbre de la UE en la que se dieron pasos esperanzadores para encontrar una solución a los problemas que sufre la eurozona”.

Así lo cree Peter Hensman, estratega global de Newton Investment Management, boutique perteneciente al grupo BNY Mellon, quien sin embargo reconoce que, aún a pesar de la negativa de Mario Draghi a poner en marcha programas de relajación monetaria, “todavía hay margen para que el BCE actúe, sobre todo si la situación se deteriora aún más”. En este sentido, este experto considera que “el elevado grado de preocupación que existe sobre el futuro de euro justifica por ahora un posicionamiento cauteloso de la cartera”. Y es que, en su opinión, en el actual entorno “parece probable que los mercados vayan a seguir presionando al euro”.

Pese a la rebaja de los tipos de interés en un cuarto de punto y el abaratamiento del tipo marginal de depósito del 0,25% al 0%, el hecho de que la autoridad monetaria ni siquiera se haya barajado la posibilidad de hacer grandes compras de deuda pública periférica o de llevar a cabo nuevas subastas a largo plazo para financiar a la banca (LTRO) sentó muy mal a los mercados, como ayer evidenció el descalabro de casi el 3% registrado por el Ibex 35 o la fuerte ampliación experimentada por la prima de riesgo española, que volvió a situarse por encima de los 500 puntos básicos.

Lo más leído