"El BCE está ocupado descorrelacionando la deuda europea de la estadounidense"


Europa va a ser el área favorita de asignación de activos de Dexia AM para 2014, en particular la renta variable… pero sus gestores también estiman que va a ser la región que acapare más focos de riesgo. No obstante, los expertos de la gestora se apoyan en la aparición de una serie de “pequeñas sorpresas positivas” para favorecer la inversión en el continente, seguida por Estados Unidos, China y el resto de países emergentes. Anton Brender (en la imagen), Florence Pisani y Nadège Dufossé son respectivamente el economista jefe, economista y estratega de asset allocation de Dexia AM y han viajado a España para comunicar su visión de mercado para el año que viene.

Las sorpresas positivas a las que se refieren vienen dadas por la mejora de la confianza del consumidor, el incremento de las exportaciones, que la caída de la inversión corporativa será inferior y que se reducirán las restricciones fiscales, sobre todo en la periferia. Otros logros que destacan es la reducción de la dispersión de las balanzas por cuenta corriente de los países de la eurozona, pero con una advertencia: “Los países han cumplido con la resolución de sus problemas de estabilidad, pero la reducción de la deuda sobre el PIB sólo está a la mitad, todavía quedan (de media) ocho puntos de PIB para reducir”, explican los expertos de la gestora. 

Además, cuentan con que el BCE seguirá haciendo todo lo que sea necesario para restaurar la confianza, especialmente en el sistema financiero. “El BCE está ocupado descorrelacionando la deuda europa de la estadounidense”, afirman desde Dexia AM. En este contexto, los principales peligros que observan en la eurozona son la debilidad del crecimiento y de la inflación, aunque en este segundo caso no prevén que haya deflación. Tampoco desestiman la aparición de problemas de índole política y social. 

La recuperación inmobiliaria estadounidense sólo acaba de empezar

Estados Unidos es el país en el que observan más signos esperanzadores. Por ejemplo, al observar que el inventario de vivienda sigue bajo, que la deuda de las familias está empezando a crecer ahora y que todavía quedan muchos americanos menores de 30 años que aún no se han emancipado, consideran que todavía queda mucho margen de crecimiento en el mercado inmobiliario. 

Otros factores favorables a la economía estadounidense es que se prevé menos presión fiscal, en parte gracias al último acuerdo presupuestario. También esperan que se incremente la renta disponible, por lo que cuentan con que el consumo vuelva a ser el gran contribuidor al crecimiento del PIB, que se acelerará en 2014. 

Pero no todo es un camino de rosas. Para los responsables de Dexia AM, la manera en que la Reserva Federal retire el programa de estímulos será el principal foco de problemas el año que viene, por lo que mantienen una postura negativa sobre los treasuries. “La Fed está trabajando en la comunicación para dejar claro que el ‘tapering’ no significa que vayan a subir los tipos. La fecha no tiene importancia, aunque para el mercado sí la tenga porque significa que aumentará la volatilidad”, aseveran los expertos. En este entorno, consideran que “la visibilidad va a ser una herramienta clave utilizada por la Fed una vez que empiecen a retirar los estímulos”. Desde Dexia descartan que se comunique la retirada en diciembre por ser un mes que se caracteriza por los bajos volúmenes. 

Cautos con los emergentes

El área emergente es la que despierta más cautela entre los responsables de la gestora, que afirman que “habrá que acostumbrarse a que van a crecer menos”. Si bien descartan que estos países vuelvan a sufrir una reacción tan violenta como la vivida este verano cuando la Fed introdujo por primera vez la retirada de estímulos, no se olvidan de que países como India, Indonesia o Brasil – que tienen déficit- serán más vulnerables a las condiciones financieras externas. 

No es el mismo caso para China, de la que esperan que su PIB se acerque más al 7,5% que al 10%. A diferencia de las naciones ya citadas, la ralentización china es debida a cuestiones internas: entre 2003 y 2013 ha doblado su PIB y este rápido desarrollo en tan sólo una década le está restando competitividad, consideran en Dexia AM. Al mismo tiempo, la población está creciendo a menor ritmo, por lo que el crecimiento de capital también es menor. 

Adicionalmente, contemplan que las divisas pueden ser un foco de problemas. “Muchos países están bajo presión para que no se aprecien sus divisas, lo que supone un peligro para el euro y el dólar porque no se podrán depreciar”, advierten. Dicho esto, los responsables de la gestora no han deshecho sus posiciones en emergentes, porque consideran que aún no han llegado al final del ciclo actual. Afirman que venderán cuando empiecen a ver revisiones negativas, pero no es todavía el caso. 

Dexia cambiará de nombre en enero

En lo relativo al proceso de adquisición de Dexia AM por New York Life Insurance, fuentes de la compañía han informado que de momento se está cumplimentando todo el proceso legal. Al tener la gestora sedes en Francia, Luxemburgo, Bélgica y Australia, se ha solicitado permiso para la operación a los respectivos reguladores de cada país y están recibiendo ahora las aprobaciones, por lo que se espera que en unas semanas reciban la aprobación legal definitiva y se pueda iniciar el proceso de integración de ambas compañías. Las mismas fuentes han declarado que todo el proceso se está desarrollando “en línea con lo esperado” y han confirmado que la gestora cambiará de nombre el próximo mes de enero. 

Noticias relacionadas

Lo más leído