El Banco de China, favorable a impulsar el crecimiento pero con un ojo en la inflación


China se ha convertido en un foco de incertidumbre a raíz de las dudas que suscita la desaceleración de su economía. El Banco Central de China ha llevado a cabo inyecciones masivas de liquidez en las últimas semanas, lo que ha alimentado la expectativa de que la autoridad monetaria recorte los tipos de interés. Para AXA Investment Managers, los canales de créditos convencionales abiertos hasta el momento no habrían servido para apoyar el crecimiento de la economía en el segundo trimestre del año. “Para facilitar la financiación no bancaria, un prerrequisito esencial es que exista abundante liquidez en el mercado”.

Según explica la gestora en un informe sobre la segunda economía del mundo, los expertos de la entidad gala se muestran convencidos de que “el Banco Central de China ha adoptado una postura más favorable a impulsar el crecimiento, para lo que se habría fijado como objetivos mantener la financiación y hacer accesible la liquidez”. Sin embargo, no esperan inminentes recortes de los tipos por parte de la autoridad monetaria. “Es poco probable que se produzcan movimientos en este sentido, ya que la institución tratará de mantener un equilibrio entre fomentar el crecimiento y controlar la inflación y la burbuja de los activos”, afirman.

Noticias relacionadas

Lo más leído