El Aviva Espabolsa estudia entrar en acciones portuguesas


En septiembre de 2012, Iván Martín dejó Aviva Gestión SGIIC para incorporarse a Santander AM. En ese momento mucho se dudó sobre qué pasaría con el Espabolsa, el fondo de renta variable española que había gestionado en los últimos seis años y con el que se había ganado el calificativo de gestor estrella gracias a sus rentabilidades y numerosos premios cosechados. La verdad es que en ese momento en Aviva Gestión tenían clara que la continuidad estaba garantizada. En la entidad defienden que siempre han llevado a cabo una gestión de equipo y ese equipo ha seguido adelante con el fondo e incluso se ha reforzado.

La marca de la casa en renta variable ha sido el estilo valor que seguían tanto Martín en su momento como Pablo Cano al frente del Aviva Eurobolsa. Además Alfonso Benito como director de Inversiones y José Caturla, director corporativo de Inversiones de Aviva España y consejero delegado de la gestora, también estaban implicados en la gestión de renta variable. Ahora, Cano ha asumido la dirección del equipo de Renta Variable de Aviva y junto a él trabajan Leticia Santaolalla (quien gestiona en la entidad desde hace diez años) y José María Díaz Vallejo, quien se incorporó en diciembre para reforzar el equipo.

“Todo sigue igual, seguimos manteniendo nuestro estilo valor y nuestros principios de inversión que son a largo plazo”, explica Cano. Así, en el primer trimestre el Espabolsa ha vuelto ha situarse entre los diez fondos más rentables de bolsa española, según datos de Morningstar. Y acumula ya una rentabilidad en el año del 5,6%.

En estos meses desde la salida de Martín, básicamente han cambiado más porcentajes que nombres en la cartera del fondo de bolsa nacional, adaptándose a la evolución de las compañías. Por diferentes motivos, han salido nombres como Indra, Iberpapel o CAF y han aumentado posiciones en acciones como Día, Amadeus, Telefónica o Gas Natural. Además, mantienen sus apuestas por Viscofan o Vidrala. En total, están en unas 30-35 posiciones, con gran peso fuera del Ibex-35. En estos momentos, mantienen en torno a un 10% en liquidez (que invierten en el Aviva Corto Plazo) a la espera de entrar en mercado según vayan encontrando más oportunidades.

Además, están comenzando a mirar el mercado portugués, pues es algo en lo que no han invertido nunca pero que de acuerdo a la política de inversión podrían tener hasta un 10%, y Cano no descarta que en los próximos meses comiencen a hacer uso de esa posibilidad. Esto les igualaría a otros productos de bolsa ibérica como el Bestinver Bolsa o el Fidelity Iberia Fund.

Como inversores de valor buscan compañías de calidad con crecimiento sostenible. “Queremos compañías que generen valor a largo plazo, no que sólo suban en bolsa así que eso ya te reduce el universo de inversión”, explica Cano. Para ellos una buena compañía es aquella que tiene una buena generación de caja recurrente y que valora y retribuye al accionista vía dividendo.

Su método de trabajo consiste en dar un valor objetivo a la compañía, al que añaden un margen de seguridad y si consideran que la diferencia entre ese valor y el precio es atractiva invierten, confiando en que precio y valor terminan convergiendo. “Nuestra filosofía es valor y de largo plazo. Invertimos mucho tiempo y esfuerzo en conocer y analizar las compañías así es que no es para hacer trading. Además, el proceso de ser accionista de una compañía es dinámico, vas aprendiendo cada año con lo que es importante tener esa visión a largo”, dice Cano.

Consideran que la bolsa española es ineficiente pues el 38% de las compañía son seguidas por menos de cinco analistas y eso “les permite encontrar pequeñas joyas”, por lo que centran su capacidad de análisis en las empresas menos seguidas.

Aviva gestiona en España 13.900 millones de euros, de los que tan sólo un 6% pertenecen a productos de la gestora de IIC. La gran mayoría de sus inversiones están centradas en renta fija (11.200 millones), si bien, su inversión en bolsa sigue creciendo, superando en la actualidad los 1.100 millones. Actualmente, el Espabolsa es de los pocos fondos de renta variable española que supera los 100 millones, mientras que el Aviva Eurobolsa se sitúa en torno a los 50 millones.

Profesionales

Noticias relacionadas