El avance del buen gobierno corporativo entre las IIC españolas


El Gobierno Corporativo es un concepto dinámico que evoluciona de forma paralela a los mercados. Cada temporada de Juntas Generales de Accionistas trae consigo tendencias que focalizan el interés del mercado, con estándares y prácticas de gobernabilidad diferentes. Después de la crisis de 2001, reguladores, supervisores y otros grupos de interés centraron su preocupación en el papel de las firmas de auditoría y su nivel de independencia.

 

La crisis financiera de la segunda mitad de esta década forzó a los líderes en la materia a centrarse en la importancia de establecer una estructura, composición y dinámica eficientes en las Comisiones de Riesgos y las Comisiones de Nombramientos y Remuneraciones de los Consejos de Administración de las entidades financieras.

 

Sin embargo, existe un común denominador que ha sobrevivido a la fluctuación de tendencias en los últimos años: la responsabilidad de los accionistas y en especial los derechos y deberes del inversor institucional. Subyace en diversos escenarios el debate sobre los deberes y responsabilidades del inversor institucional frente a las sociedades cotizadas que son destinatarias de su inversión, especialmente en lo relativo al ejercicio de los derechos políticos derivados de la titularidad de acciones.

 

El Reino Unido ha materializado este debate en un Código dirigido a inversores institucionales mediante el cual, bajo el esquema cumplir-explicar, exhorta a los fondos a compartir con el mercado sus políticas internas relativas al ejercicio de los derechos de voto. El Stewardship Code fue dado a conocer en el año 2010 por el Financial Reporting Council[1] (FRC) y contiene siete (7) Principios sobre los cuales los inversores manifiestan su nivel de adhesión y en su defecto, explican las razones por las cuales no han adoptado internamente alguno de los Principios.

 

Asimismo EFAMA[2], la asociación europea de fondos y gestoras, publicó en 2011 una iniciativa similar a la del Reino Unido, aunque con un alcance más limitado. El Code for External Governance[3] contiene una serie de principios y recomendaciones para el ejercicio de los derechos de propiedad en las sociedades cotizadas por parte del inversor institucional.

 

En los Estados Unidos este debate ha escalado hasta concretarse en preceptos normativos de carácter obligatorio. Algunos de los estándares, que en el ámbito europeo mantienen una naturaleza de voluntariedad, se han incorporado en la reglamentación de la SEC[4] de 2003, denominada Proxy Voting by Investment Advisers. Mientras el debate sobre lo apropiado o no que pueda ser una reglamentación en éste sentido a nivel comunitario no se haya agotado, ni se haya dado suficiente margen para verificar la eficacia de los sistemas que optan por la autorregulación como es el caso del Reino Unido, es difícil decantarse por una solución uniforme.

 

No resultaría conveniente emprender políticas públicas o iniciativas privadas en ésta materia sin conocer previamente el comportamiento del inversor institucional frente a las Juntas Generales de Accionistas, seguido de un obligado análisis sobre la necesidad real y pertinencia de forjar un posible cambio. 

 

Recientemente la Comisión Europea realizó un proceso consultivo sobre diversos aspectos de Gobierno Corporativo en sociedades cotizadas no financieras, el cual culminó el día 22 de julio del presente año. Entre los diversos aspectos a los que se hacía alusión, las preguntas 15 y 16 de la Consulta buscaban obtener la respuesta del público sobre la necesidad de regular a nivel Europeo la estructura e información que se podrían requerir de la comunidad inversora, con miras a garantizar el cumplimiento de sus deberes fiduciarios. 

 

Los resultados de dicha consulta se podrán encontrar próximamente en la página oficial de la Comisión Europea. A continuación, puede consultar los resultados de la primera encuesta sobre la participación de los inversores institucionales españoles en las Juntas Generales de Accionistas. Se trata de un estudio elaborado por Georgeson (del grupo Computershare), Cuatrecasas, Gonçalves Pereira y Funds People, a través de Encuestafacil.com Puede ver también un resumen de este estudio en el número 34 de la revista Funds People.

 

[1]FRC. http://www.frc.org.uk/images/uploaded/documents/UK%20Stewardship%20Code%20July%2020103.pdf [2] European Fund and Asset Management Association. [3] http://www.efama.org/index.php?option=com_docman&task=cat_view&gid=53&Itemid=-99 [4] Securities and Exchange Commission. (Agencia de Supervisión del Mercado de Valores)

 

Foto: Suzette Pauwels