El atractivo está en los bonos corporativos


Actualmente, los tipos de interés están a un nivel extremadamente bajo, y los depósitos van a empezar a ofrecer rentabilidades casi inapreciables. En este contexto, los inversores que quieran superar la rentabilidad de los depósitos deberán asumir un cierto grado de riesgo. Los bonos gubernamentales y los bonos corporativos de alta calidad crediticia o "investment grade" ofrecen una forma de lograr rentabilidades atractivas sin tener que asumir excesivos niveles de riesgo.

Tras el fuerte rally vivido durante la segunda mitad de 2008, hoy en día la rentabilidad de los bonos gubernamentales es muy baja. Creo que en la situación actual el verdadero atractivo está en los bonos corporativos y específicamente los bonos de alta calidad crediticia. El diferencial en rentabilidad (spread) que ofrecen los bonos corporativos por encima de los bonos gubernamentales está a un nivel similar al de la gran depresión, y los mercados de los bonos corporativos están, por tanto, valorando unos niveles de morosidad sin precedentes.

Mientras tanto, aunque pensamos que las empresas pasarán por tiempos difíciles a medida que se noten los efectos de la recesión, no esperamos que los niveles de morosidad se acerquen ni por asomo a los niveles que está descontando el mercado. Ahora mismo, una tercera parte de todo el mercado de bonos corporativos necesitaría quebrar durante los próximos cinco años para obtener rentabilidades inferiores a las de los bonos gubernamentales.

Los bonos investment grade suelen ser empresas grandes y estables como Roche, Deutsche, Telekom y Telefónica, y pensamos que es muy poco probable que una de cada tres de estas empresas "investment grade" quiebre en los próximos cinco años. Al prestar a grandes empresas de bajo riesgo como estas, los inversores pueden recibir rendimientos de más del 6% anual, con la posibilidad de llegar a rentabilidades de dos dígitos si asumen un poco más de riesgo.

Para posicionar una cartera aprovechando al máximo las oportunidades disponibles en el actual mercado de bonos y obtener rentabilidades por encima de todos los sectores del mercado de renta fija, al mismo tiempo que se evaden los riesgos, se requieren gestores que tengan mayor flexibilidad y más herramientas a su disposición.

Ha nacido un nuevo tipo de fondo que cada vez tiene más presencia. Se trata de un fondo capaz de invertir en todo tipo de productos dentro del mercado de renta fija (los bonos gubernamentales, bonos corporativos investment grade y los bonos high yield de cualquier duración) cuando se presente el mejor valor – y por tanto el mayor potencial para obtener ganancias–. También es importante que los fondos como estos sean capaces de buscar formas de lograr mejores resultados en cualquier sector sea cual sea el entorno económico, ofreciéndole a los inversores un producto que se acomode a sus necesidades de renta fija.

Empresas

Lo más leído