El asesoramiento financiero independiente perdió fuelle en España el pasado año


El asesoramiento financiero independiente perdió fuelle en España en 2012, según pone de manifiesto el último estudio 'Conocimiento y Valoración de los Asesores Financieros’, realizado por el Instituto de Estudios Bursátiles (IEB) y patrocinado por Inversis Banco. La gran mayoría de inversores españoles -de los cuales un 64% acuden a más de un tipo de asesor a la hora de mover su dinero, frente al 36% que tan sólo utiliza una única fuente de asesoramiento- recurrieron el pasado año a métodos tradicionales como la oficina bancaria o los asesores no financieros (fiscales, economistas o abogados), con un uso del 87,4% y del 47,5%, respectivamente, o a métodos alternativos, como Internet o el asesoramiento online, con un uso del 44,8%. Por el contrario, aquellos que contactaron con un asesor financiero independiente sólo supusieron un 24,8%, frente al 36% del año anterior.

No obstante, entre los inversores que recurren a un único canal para decidir qué hacer con su dinero, el asesoramiento financiero independiente cae aún más si cabe, ya que el 72% acude a su oficina bancaria para asesorarse. El resto recurre a asesores no financieros (10%) y a Internet (9%), y sólo un 3,4% de estos utilizan en exclusividad los servicios de asesores financieros independientes.

Así, el asesoramiento financiero independiente queda destinado para aquellos inversores que disponen de una cantidad superior a los 500.000 euros para invertir, ya que, para cantidades inferiores, los canales más recurrentes son otros, como el asesoramiento online para cantidades entre 20.000 y 50.000 euros. A menor cantidad disponible para invertir, menor propensión a pagar por los servicios de asesoramiento.

La confianza en el asesoramiento, resentida

Sólo un 53% de los inversores españoles que contratan servicios de asesoramiento para gestionar sus finanzas están plenamente o bastante satisfechos con los mismos, frente al 47,1% que declara tener poca o ninguna confianza en su asesor. Respecto a los resultados obtenidos en la encuesta de 2011, ha disminuido en casi 20 puntos porcentuales el porcentaje de encuestados que declaran estar plenamente satisfechos con el asesoramiento recibido y se incrementa en la misma medida el de los que tienen poca confianza en su asesor.

“Gracias a instituciones como EFPA, las entidades se están preocupando de formar a sus profesionales, porque estos no pueden vender de todo”, señala Carlos Moreno de Tejada, director general de Inversis Banco, quien recuerda que, “ya que los bancos no van a desaparecer, porque es imposible, toca volver a ganarse la confianza ofreciendo transparencia y cercanía al cliente”, muy pendiente de la formación y la experiencia de su asesor desde hace ya algún tiempo por encima, incluso, de otros aspectos como la amplitud de la oferta de productos o las tarifas, según el estudio.

Chipre no preocupa por el momento

“Cuanto más problemas haya, más cerca tiene que estar el asesor financiero de su cliente”, señala Moreno de Tejada, tranquilo ante la posibilidad de que el rescate europeo a Chipre afecte de alguna forma a los ahorradores e inversores españoles. A su juicio, “ningún depósito puede competir contra un fondo de inversión de baja volatilidad”, más si se le añade el tema fiscalidad, por lo que recomienda estos productos a los ahorradores españoles, tanto ante un posible aumento del temor al contagio como para una apuesta diaria más eficiente.

“Cualquier persona que se acerque hoy a un asesor financiero podrá saber que Chipre es una cosa y España, otra bien distinta”, defiende Miguel Ángel Bernal, miembro del Departamento de Investigación del IEB. 

Noticias relacionadas

Lo más leído