El área de Gestión de Activos de Santander gana 57 millones hasta junio, un 7,7% más


El área de Gestión de Activos de Banco Santander, integrada en la División de Gestión de Activos y Seguros, aportó al grupo en el primer semestre del año un beneficio atribuido de 57 millones de euros, un 7,7% más que en el mismo periodo del año anterior gracias al aumento de los activos administrados, pero sobre todo a la disminución de los saneamientos que tuvo que realizar durante el periodo, que compensaron, además, una disminución de los ingresos, explica la entidad en el informe financiero del segundo trimestre presentado hoy. Considerando las comisiones contabilizadas por las redes, el resultado para el grupo (beneficio bruto más comisiones cedidas) es de 506 millones, lo que supone un descenso del 2,3% en un año.
 
El volumen total gestionado se sitúa en 156.500 millones de euros, un 2% superior a diciembre de 2012 y un 14% mayor que hace un año. El grupo ha realizado un ajuste en esta cifra, puesto que en el trimestre anterior publicó una cifra total de 161.500 millones. De los 156.500 millones, 98.600 millones corresponden a fondos de inversión y de pensiones, 9.100 millones a carteras de clientes distintas de fondos, incluidos mandatos institucionales y 48.800 millones a mandatos de gestión por cuenta de otras unidades del grupo.
 
En gestión tradicional de activos, el área administra 153.700 millones, de los cuales 98.100 millones corresponden a fondos, sociedades de inversión y planes de pensiones de clientes, y de ello una parte muy importante (el 87%) se concentra en España (54.500 millones), Brasil (43.600 millones), Reino Unido (24.300 millones) y México (10.800 millones).
 
En gestión no tradicional, que incluye fondos inmobiliarios, alternativos y capital riesgo, la gestora continúa -asegura el grupo- adaptando su actividad a la escasa demanda del mercado, y mantiene el volumen en torno a 3.000 millones.
 
Mejoría de los fondos en España por la menor demanda de depósitos
 
Sólo en España, el Santander realizó un cierto cambio de estrategia y se volcó más que en trimestres anteriores en la comercialización de fondos de inversión. Fruto de ello, y por "por la mayor demanda registrada en estos productos debido a la disminución de la retribución de los depósitos", el volumen de fondos y sociedades de inversión aumentó un 3,22% en el trimestre, hasta situarse en 24.340 millones. No en vano, el coste de los depósitos captados en el segundo trimestre fue medio punto inferior al del primer trimestre del año, admite la entidad. Al tiempo, los fondos de pensiones ascendieron a 9.366 millones, que supone un descenso del 0,37% en tres meses. 
 
Mientras, la entidad siguió beneficiándose del traspaso de activos hacia las entidades percibidas como más seguras y de más calidad (el conocido como flight to quality) y siguió aumentando su volumen de depósitos. En los últimos 12 meses, ha incrementado esta partida en 30.228 millones. No obstante, en el último trimestre ha moderado sustancialmente el ritmo y ha limitado el incremento a 884 millones (sólo referido a depósitos puros de clientes y pagarés). Su cuota de mercado ha crecido prácticamente tres puntos en 18 meses y se ha situado en el 14,3%. La cifra total de depósitos se sitúa así en 194.331 millones.
 
En total, los recursos gestionados (depósitos, pagarés, fondos de inversión y pensiones) ascendía a final de junio a 235.343 millones. Esa cifra supone una disminución del 2% respecto a marzo, aunque está influida en buena medida por la caída de las cesiones temporales de activos por la menor actividad de la entidad en las cámaras de compensación. Con estas cifras, el ratio de depósitos frente a fondos (incluidas sicav) se situaba a final de junio en el 12,52%.
 
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído