El año de Trea AM, la mayor marca blanca de gestión en España: más de 5.000 millones y ocho nuevas incorporaciones


Hace casi 2 años llegaba Antonio Muñoz-Suñe con el objetivo de llevar a Trea AM a los 5.000 millones de patrimonio en cinco años. Poco menos de 24 meses le han hecho falta para alcanzar esta cifra. La gestora, centrada en posicionarse en el mercado institucional como marca blanca de gestión para otros grupos, afianzó esta estrategia desde que llegaron a un acuerdo con Cajamar en septiembre de 2015.

Desde entonces, Trea AM gestiona entre esta última, BMN y los fondos que subgestiona para Mediolanum el 30%, 29% y 27% de sus activos totales. Contentos con el trabajo realizado, ahora ven mayores oportunidades en otras líneas de negocio que como marca blanca, aunque admite que están mirando operaciones corporativas en el sur de Europa.

“No es fácil encontrar cosas que tengan sinergias”, destaca Muñoz-Suñe, quien indica que están esperando a una segunda ronda de consolidación bancaria en Europa para ver que posibilidades quedan en el panorama bancario, donde sólo ven posibilidades de ser la marca blanca de pequeños y medianos grupos en caso de que sobrevivan a esta ronda. Por otro lado, ven opciones en compañías de seguros que quieran abrirse en el lado de la gestión. 

Para el CEO de Trea AM la clave está en ofrecer una buena gestión y para ello considera necesario contar con talento. En este sentido, la entidad ha decidido reinvertir buena parte de sus beneficios en “mejorar la rentabilidad de los clientes, es decir, invirtiendo en materia prima”. Según Muñoz-Suñe, con la incorporación de tres nuevos gestores y cinco analistas la firma ha dado este año un “salto cualitativo”.

Incorporaciones

La apuesta más importante ha sido por reforzar el equipo de renta variable, donde se han incorporado Alfonso de Gregorio y Lola Jaquotot y hasta tres analistas de perfil senior que se estructuran sectorialmente. Además de Natalia Bobo, María Tristan y Sonia Ruiz de Garibay en renta variable, la firma completa su equipo de análisis de renta fija con Jaime Martí y Álvaro Mata, especializados en el sector financiero y high yield, respectivamente, un análisis en el que también se apalancarán los gestores de renta fija y de variable ibérica (de Gregorio y Jaqutot) y europea (Pere Moratona y Xavier Carulla).

“Ya tenemos los mejores resultados en renta fija, pero queremos lo mismo en renta variable”, reconoce Muñoz-Suñe, quien confiesa que en renta variable española tenían un problema y lo han solucionado. De Ascensión Gómez y Antonio Toribio, gestores de renta fija, subraya que “lo hacen bien con tipos al alza y a la baja”. Asimismo, en emergentes, tienen fichado a un profesional que se unirá en los próximos días y que contará con el apoyo de análisis de Jordi Armengol.

Producto propio

Con el equipo de gestión actual, que se encargará de gestionar los fondos de marca blanca, también se pretende empezar a explotar los fondos propios. Una apuesta que se centrará en cuatro productos tradicionales (Trea SICAV 3G Credit Opportunities, el Trea SICAV Select European Equities y el Trea Iberia Equity) y en un alternativo (Direct Lending).

“Hay un agujero potencial de cambio tras MiFID II”, considera Muñoz-Suñe, quien ve posibilidades de incrementar patrimonio por esta vía por un potencial aumento de la demanda de productos de terceros. “No vamos a ser proactivos vendiéndolos, pero los vamos a tener disponibles en todos los sitios para aquellos que los quieran”, apunta.

Potencial acuerdo con Bankia

Este producto seguirá una gestión similar a los fondos que llevan por nombre Mediolanum, BMN o Cajamar. Respecto a esta última, resalta que en su segundo aniversario han alcanzado los 1.800 millones y que, el mismo consejero delegado de Cajamar, ha señalado que esta cifra debería situarse en los 3.000 millones. Por otro lado, se muestran muy satisfechos de la evolución del acuerdo con Mediolanum, tras siete años de un contrato.

En el caso de BMN, a falta de conocer como se resolverá el acuerdo, Muñoz-Suñe, avanza que están negociando con Bankia que colaboraciones pueden mantener después de la fusión en los próximos meses. “Hacemos cosas bien que ellos no hacen y les podría venir bien”, anticipa. Por el momento, determinar, “vamos a gestionar hasta el día de la fusión”. De los últimos meses, subraya la labor realizada con la liquidación total de los compartimentos especiales procedentes de Banco Madrid Gestión de Activos. 

La próxima meta, esta vez sin un plazo establecido, llegar a los 10.000 millones de patrimonio.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas