“El amplio diferencial de valoración entre bolsa y deuda pública favorece a las acciones”


Una vez concluido 2012 es hora de hacer balance y analizar lo que podría ofrecer el nuevo año. “Aunque seguimos pendientes de lo que suceda en las próximas semanas, podemos decir que los mercados de renta variable han registrado una rentabilidad razonable este año. No obstante, necesitamos ser prudentes. Los fundamentales económicos subyacentes siguen siendo muy débiles y existe un amplio margen para nuevas sorpresas desagradables, especialmente en relación con el precipicio presupuestario de Estados Unidos”.

Así al menos lo afirma Alan Brown, de Schroders, en el tradicional informe ‘Bola de Cristal’ que cada año publica la entidad, documento en el que el experto indica que, actualmente, se constata en el mundo desarrollado un diferencial de valoración históricamente amplio entre la renta variable y la deuda pública que es favorable a las acciones. “Los inversores deben considerar la mejor manera de reflejar esta situación en su estructura de asignación de activos”, señala.

Además del precipicio fiscal en Estados Unidos, Brown cree que existen preocupaciones comprensibles en relación con el crecimiento económico de la eurozona y de China. Asimismo, Oriente Medio podría dar lugar a convulsiones como consecuencia de la propagación de la Primavera Árabe o del conflicto iraní. “Se trata de acontecimientos que no podemos predecir, pero podría ser necesario estar preparados para reaccionar en caso de que alguno de ellos se materialice”, asegura el experto.

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído