“El actual entorno de bajos tipos de interés exige un cambio en la curva de riesgo”


¿Dónde puede encontrar el inversor las mejores oportunidades en 2013? ¿Cuáles serán los temas que darán forma a los mercados en los próximos meses? Legg Mason Global AM ha reunido a expertos de sus filiales ClearBridge (renta variable americana), Western Asset (renta fija mundial) y Permal (inversiones alternativas) para repasar el escenario macroeconómico de cara al nuevo año que acaba de comenzar y destacar algunas de las principales ideas de inversión en cada clase de activo. Una de las conclusiones que destacan es que “el entorno actual de bajos tipos de interés exige una cambio a lo largo de la curva de riesgo”.

En un informe en el que se recogen las conclusiones a las que llegan los expertos de las distintas boutiques del grupo, todos ellos coinciden en señalar que el inversor debe tener cuidado con las decisiones que tomen basándose en las previsiones sobre los acontecimientos políticos, ya que resulta difícil confiar en los resultados. “Sin embargo, los inversores con una vocación de largo plazo pueden aprovechar la volatilidad en su propio beneficio”. Pero hay que moverse con prudencia, ya que la coordinación de las políticas por parte de los bancos centrales a nivel global, medidas de flexibilización cuantitativa incluidas, han distorsionado los precios de los activos”, indican.

En las filiales de Legg Mason Global AM consideran difícil predecir cómo, cuándo y dónde esta acción de las autoridades monetarias comenzará a relajarse, si bien “cuando esto se produzca tendrá implicaciones relevantes para las estrategias de inversión”. La expectativa de consenso para Estados Unidos apuntan a un lento crecimiento económico, continuación de las políticas de tipos de interés al 0% y nuevos programas de compra de activos por parte de la Fed. “Todo ello debería apoyar a la rentabilidad de los bonos y las acciones”. En Europa, por ejemplo, los mercados de deuda y de renta variable se recuperaron en 2012, aunque “el inversor no debe ser complaciente”.

En opinión de las tres filiales de Legg Mason Global AM, ciertamente el entorno económico está mejorando, con un PIB que crece a un ritmo moderado, baja inflación, compromiso político y fuerte demanda. No obstante, habría algunos segmentos en los que esto ya estaría recogido en el precio. Por ejemplo, Western Asset cita los activos de calidad en renta fija. Para la renta variable, ClearBridge cree que la continua incertidumbre implica expectativas moderadas, con crecimiento de los beneficios empresariales y los dividendos. En este sentido, su apuesta serían compañías que paguen dividendos y con la capacidad de aumentarlos de manera sólida y consistente en el tiempo.

También las acciones de empresas norteamericanas o internacionales de alta calidad con sólidos balances y posiciones dominantes en su sector tienen potencial para crecer, incluso en condiciones económicas difíciles. Permal, especialista en inversiones alternativas, apuesta por estrategias global-macro y event- driven, además de hacer una gestión activa de divisas para explotar oportunidades de arbitraje. “Las materias primas, especialmente oro y petróleo, resultan una buena cobertura frente a la incertidumbre política y la inflación”, señalan desde la filial de Legg Mason Global Asset Management.

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído