El 97% del crecimiento de los fondos europeos se debe a los lanzados en la última década


Los activos bajo gestión de la industria europea de fondos de inversión ascendían a 3,01 billones de euros a finales de 2001 y, casi una década después, al cierre del primer trimestre del año 2011, la cifra era de 5,45 billones de euros, es decir, un 81% más. De esta cantidad, el 43% (es decir, 2,36 billones de euros) corresponden a fondos que han sido lanzados en los últimos nueve años y que, por tanto, suponen el 97% del crecimiento de la industria en el periodo, según muestra un  reciente informe de Lipper Thomson Reuters.  El estudio examina temas estructurales y de distribución relacionados con el nivel de ventas de nuevos productos frente a los que vieron la luz previamente, poniendo de manifiesto el papel clave que han jugado la innovación y el desarrollo de producto en Europa.

 

El estudio prueba la relación entre el canal de distribución y las ventas de los fondos en los diferentes mercados, si bien muestra algunas excepciones a la asunción general de la preferencia de los distribuidores bancarizados para los nuevos fondos lanzados. Así, Reino Unido, donde la distribución de fondos es dominada por los asesores independientes, no sólo fue el mercado local de mayor éxito en Europa en 2010, sino también contó con una alta y consistente proporción de flujos hacia los fondos lanzados en los años anteriores. El año pasado, acaparó el 81% de dichos flujos. 

 

Sin embargo, en los mayores mercados donde dominan los canales de distribución en manos de bancos o aseguradoras (Francia, Alemania, España e Italia), tanto en 2010 como en 2005 los flujos hacia los fondos lanzados con anterioridad a esas fechas no crecieron más del 45%. En Alemania, uno de los mercados con más crecimiento, la mayoría se logró a través de fondos lanzados en 2010, con los lanzados anteriormente sufriendo reembolsos, en línea con lo que sucedió en Italia. Es decir, que es en estos mercados donde los nuevos fondos tienen más éxito en detrimento de aquellos con más track record.

 

Pero esta relación entre canal de ventas y fondos vendidos que sugiere que los fondos más recientes tienen mayor éxito en los canales de distribución más bancarizados –frente a las estables ventas de fondos con track record en los mercados con canales de distribución independiente- tiene su excepción en los mercados nórdicos, sobre todo en Suecia. En estos países, donde la distribución también está dominada por bancos y aseguradoras, las ventas están dirigidas mayoritariamente a productos de mayor antigüedad. De hecho, éstos suponen el 60% de las ventas en Noruega y Dinamarca y el 80% en Suecia.

 

Con todo, el 97% del crecimiento de la industria europea ha sido captada por fondos lanzados en los últimos nueve años. “La innovación y el desarrollo de producto han jugado un papel clave en la evolución de la industria de fondos europea. Las implicaciones de esto, tanto a nivel de producción como de distribución, han de ser tenidas más en cuenta”, comenta Ed Moisson, responsable de análisis de fondos transfronterizos de Reino Unido de Lipper.

 

Interés en fondos transfronterizos

 

Y es que ha habido un cambio sustancial en los últimos años: mientras en 2005 los fondos de largo plazo captaron 370.000 millones de euros y la mitad procedía de fondos locales, en 2010, de los 290.000 millones captados sólo 64.000 millones, es decir, un quinto de las captaciones, se asignó a dichos fondos. Por el contrario, los fondos transfronterizos que se venden en más de dos mercados incrementaron sus ventas en el periodo desde 186.000 millones hasta 225.000 millones, pasando de suponer del 50% de las captaciones de la industria en 2005 al 80% de 2010.

 

Y ello también tiene implicaciones para las compañías, pues mientras bancos y aseguradoras de la Europa continental tienen la mayor parte de los mercados domésticos, son las gestoras independientes o “jugadores puros” los que suelen vender sus productos en varios mercados, lo que explica parte de su éxito en los últimos años.

 

Distribuidor externo

Analizando los fondos transfronterizos, según Lipper el papel de un distribuidor de terceros se hace visible, con una preferencia para acompañar a los fondos de mayor antigüedad. Esta preferencia no sólo la tienen ya los “jugadores puros”, a tenor del ejemplo de entidades como Franklin Templeton, BlackRock, Schroders, Fidelity o JP Morgan, que han ganado tracción gracias a bancos abiertos o plataformas con arquitectura guiada, bancos privados, fondos de fondos o clientes institucionales. Ahora, dice el informe, también quieren un distribuidor externo bancos y grupos aseguradores.

 

Fuera de Europa, la comparación global revela que las ventas de fondos en EEUU están fuertemente ligadas o pesan más en los fondos lanzados previamente (una media del 90%), mientras el crecimiento de las ventas en Asia ha sido resistente en los nuevos lanzamientos de seis de los últimos ocho años.

Consulta aquí el informe completo.

Noticias relacionadas

Lo más leído