El 91% de los fondos gana dinero en 2019 pero ¿cuántos necesitan de un rally de Santa Claus para olvidar 2018?


Más o menos por estas fechas pero del año 2018, las gestoras de fondos y bancos de inversión publicaban sus recomendaciones para 2019 igual que ahora hacen pero con respecto a 2020. Pero el contexto es muy diferente ya que mientras que hace un año esos informes de perspectivas llegaban con la práctica totalidad de los activos financieros teñidos de rojo, hoy lo hacen en un momento en el que casi todos ellos cotizan con números negros. Se ve muy visualmente en un gráfico, el gráfico que todo banquero y asesor debería enseñar a sus clientes, presentado en las últimas semanas por Nadège Dufossé, responsable de Asignación de Activos en Candriam, y que muestra como 2019 se ha convertido en un año tan alcista a nivel general como lo fue 2016, ya que no hay prácticamente ningún activo con pérdidas en el conjunto del año.

Como es lógico, ese buen momento de mercado implica que son pocos los partícipes de fondos que vayan a tomarse las uvas acumulando pérdidas en sus carteras. Pongamos cifras. Según los datos de Morningstar Direct, el 91% de los fondos que se venden en España (se incluyen solo las clases más antiguas y con la divisa base en euros) consiguen rentabilidades positivas este año. Sin embargo, en algunas ocasiones, una buena rentabilidad en 2019 sigue sin ser suficiente como para anular las fuertes pérdidas vistas un año antes, cuando la guerra comercial empezó a ocupar el grueso de las portadas (y de los tuits de Trump).

De hecho, en Funds People hemos hecho un ejercicio y hemos comparado el valor liquidativo actual de los fondos que se venden en España (como antes, se incluyen solo las clases más antiguas de los fondos cuya divisa es en euros) con el que tenían el 31 de diciembre de 2017 para ver cuántos tienen hoy un valor superior y, por tanto, pueden presumir de haber dejado atrás el nefasto año 2018. Y el resultado es el siguiente: el 29% de los fondos con rentabilidades positivas en 2019 sigue teniendo un valor liquidativo inferior al que tenía al cierre de 2017.  

La amplia mayoría de esos productos son de bolsa europea y mixtos y algunos de renta variable emergente y no es de extrañar si se tiene en cuenta que también fueron los que más pérdidas acumularon en 2018. Todo se explica por la conocida tasa de variación de las inversiones, como explicábamos en este artículo publicado en Funds Academia que en resumen viene a decir que cuanto mayor sea la caída de un año, más revalorización se necesita al año siguiente para recuperar esas pérdidas.

Pero esta cifra que puede reducirse si se produce uno de los grandes clásicos navideño: el conocido como rally de Santa Claus o, lo que es lo mismo, el comportamiento de las acciones durante las últimas cinco sesiones del año y las dos primeras del año siguiente.

¿Habrá rally de Santa Claus o ya lo habido?

Pero, ¿qué hay de cierto y qué no en lo que se denomina rally de Santa Claus que incluye? Según explican desde Schroders “no sería prudente sacar conclusiones firmes en base a la historia del mercado, ya que esta no siempre se repite, pero en un espíritu de diversión por las fiestas navideñas. En este sentido, los datos muestran que las acciones globales han aumentado un 78,1% desde diciembre de 1987, con una subida media del precio de las acciones del 1,7%, lo que puede añadir algo de certeza al mito del Santa Rally. Y, de hecho, la estadística muestra que han sido muchos más los meses de diciembre alcistas que los bajistas.

Captura_de_pantalla_2019-12-19_a_las_9

Razones para el optimismo no faltan, ya que en esta recta final del año se han clarificado dos de los grandes frentes que más nerviosos han puesto a los inversores este año: el conato de tregua de la guerra comercial que libran EE.UU. y China, pero que afecta al resto del mundo, y la probabilidad de que tras la mayoría conservadora que han dejado las elecciones de Reino Unido se consiga un desenlace para el Brexit menos trágico del que el mercado había venido cotizando. De ahí que los gestores se muestren más optimistas con respecto al comportamiento que puede experimentar la renta variable como deja ver la última encuesta a gestores de Bank of America Merril Lynch que cifra en un 20% a sobreponderación a acciones de estos profesionales, máximo del último año.

Otra cosa es que estas buenas noticias, unido a la mayor probabilidad de que al menos en 2020, no se produzca una recesión global, estén ya cotizadas en un mercado que sigue estando temeroso. “En realidad ya estamos inmersos en rally. Durante las últimas semanas, todos los índices han subido bruscamente pues, tras el alto nivel de pesimismo mostrado por los inversores, los mercados bursátiles se recuperaron a partir de mediados de septiembre, mostrando impresionantes subidas de precios. Al mismo tiempo, el sentimiento ha mejorado significativamente y en la actualidad se está pintando un escenario optimista”, afirma Harald Berres, gestor senior de Ethenea, quien considera que “es poco probable que veamos una continuación del mercado alcista a este ritmo. Por lo tanto, las posibilidades de un rally de Santa Claus son mayores que las de un rally de final de año”.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído