El 75% de los fondos de renta fija cobra comisiones superiores a la media


Según un informe de Lipper, tres cuartas partes de los fondos conservadores sobrepasan la comisión media que debería cobrar una gestora por un fondo monetario y renta fija a corto plazo, que no debería sobrepasar el 0,6%. Según publica hoy Expansión, atendiendo a los datos de esta firma, tres cuartas partes de los productos de las categorías más conservadoras sobrepasan este umbral en la comisión que cargan a sus partícipes. Así, los fondos monetarios cobran de media un 0,88% a sus partícipes, mientras que por los de renta fija a corto plazo los ahorradores tienen que pagar un 1,02% anual.



Los expertos de Lipper aseguran que los “fondos domiciliados en España tienen fama de cobrar algunas de las mayores comisiones de Europa”, aunque explican que las gestoras españolas son mucho menos proclives que sus rivales de la UE a la hora de poner peajes de entrada y de salida en sus productos.



Las comisiones de los fondos en España se han ido reduciendo progresivamente durante los últimos años, como reflejan los datos de Inverco a finales de 2007. La tasa que cobraban las gestoras en 1994 era del 1,63%, frente al 1,04% que alcanzaron a principios del presente ejercicio.



Además, es el único país del mundo que tiene establecidas comisiones máximas para los fondos de inversión, del 2,25% para la tasa de gestión y del 5% para las de suscripción y reembolso.



Tendencia europea

El informe de Lipper muestra que esta tendencia no sólo se produce en España. De hecho, las comisiones medias de los fondos de acciones europeas han subido del 1,3% en 1994 al 1,6% en la actualidad.



“Las gestoras no creen suficientemente en la ventaja competitiva de reducir las comisiones”, señalan. Una de las posibilidades que podría bajar estas tasas sería la aprobación de la nueva directiva de fondos que estudia la Comisión Europea, y que facilitará la fusión de fondos. De esta forma, se espera que los productos registrados en Europa ganen tamaño y por tanto cobren menos a sus partícipes. Un ejemplo de ello son los ETF, con cada vez más demandados gracias a sus bajas comisiones.

Lo más leído