El 68% de los fondos de RV, por debajo de la media en patrimonio


Casi siete de cada 10 fondos de renta variable española tienen un patrimonio por debajo de la media de su categoría. Así, de los 112 fondos de bolsa nacional, 77 se encuentran por debajo de los 24 millones de euros, según los datos de Inverco que hoy publica Negocio.



Esta media ha bajado bruscamente respecto a 2007, año en que se encontraba en torno a los 66 millones de euros, y a 2006 cuando se situaba en 86 millones. No obstante, el porcentaje de fondos por debajo de este dato estadístico viene siendo similar en los últimos años y se encuentra en el 68%. Pero la media de 2008 indica que la crisis hizo mella en los productos de renta variable, los más afectados por los reembolsos de los inversores, que retiraron su dinero de manera masiva.



La consecuencia directa de esta situación ha sido una ampliación de las diferencias que existen entre los distintos fondos de la categoría. Mientras que unos pocos lograron aguantar el tirón y mantener sus activos bajo gestión en un nivel aceptable, otros han sufrido pérdidas millonarias. En 2007 el número de vehículos de inversión de renta variable que no alcanzaba la media era de 66 productos de 117, mientras que el año anterior la cifra que no llegaba al valor medio era de 79 de 115 fondos.





El inconveniente de los datos de 2008 es que la reducción de la media de patrimonio coloca a muchos productos con un volumen de activos que, en ocasiones, puede resultar modesto para la gestión de un producto de renta variable nacional. Los analistas consultados recuerdan que deben tenerse en cuenta algunas variables en este sentido. "Si un fondo está especializado en small caps, el patrimonio que necesita es menor que un fondo que va a invertir en empresas de gran capitalización", señalan. Las reestricciones a la entrada de partícipes era el método natural para impedir una desviación de los objetivos de inversión del fondo. Pero actualmente esta situación no es la mayoritaria. La falta de liquidez y la aversión al riesgo está colocando en una difícil situación patrimonial a muchos fondos que podrían perder su capacidad de gestión efi ciente