El 60/40 de MFS, un comportamiento estable a largo plazo


TRIBUNA de Paula Mercado, directora de análisis de VDOS Stochastics.

El éxito que experimentaron los fondos mixtos en los pasados años, apoyándose en la positiva evolución de la renta variable, se ha visto interrumpido ya a comienzos de 2016. Las previsiones de volatilidad se están quedando cortas para el año; si al principio China y el petróleo fueron las razones principales para la fuerte corrección en los mercados hasta mediados de febrero, el Brexit ha generado una fuerte ola de aversión al riesgo que el mercado trata de gestionar y digerir.

Por estas razones resulta difícil encontrar fondos que mantengan un comportamiento no solo positivo en el año, sino estable a lo largo del tiempo. Características que comparte el fondo MFS Meridian Global Total Return, de la gestora americana MFS, que en el año obtiene una rentabilidad de 1,64%, en su clase A1 en euros.

Se trata de un fondo mixto que invierte en torno a un 60% en renta variable global y un 40% en bonos de grado de inversión, manteniendo un sesgo conservador frente a los fondos mixtos tradicionales de su categoría. Este conservadurismo se evidencia en la apuesta por empresas globales de gran capitalización, que ofrecen alta calidad, y por la inversión predominante en deuda con grado de inversión.

El fondo está gestionado por un equipo de gestores, en el que las decisiones se toman de manera consensuada. Forman un equipo multidisciplinar, integrado por Kevin Chitkara (jefe de inversiones), Steven R. Gorham (gestor de carteras), Benjamín Stone (gestor de carteras de renta variable internacional value), Erik S. Weissman (economista jefe), Richard O. Hawkins (jefe de inversiones), Robert D. Persons (gestor de carteras de renta fija), Pilar Gomez-Bravo (gestora de carteras), Pablo de la Mata (jefe de inversiones y analista de renta variable), Jonathan W. Sage (gestor de carteras), Robert Spector (gestor de carteras institucionales de renta fija), con una experiencia de entre 12 y 34 años.

Los gestores se muestran convencidos de que mantener un enfoque 60/40 es el equilibrio perfecto entre acciones y bonos. Son inversores disciplinados, a largo plazo, que no permiten que las variaciones del mercado a corto plazo les influyan directamente, aunque las tienen en cuenta. No tienen una asignación táctica, manteniendo el 60% de renta variable y el 40% de renta fija a lo largo del tiempo, ya que entienden que es la opción más estable, con rendimientos consistentes a lo largo del tiempo.

En renta variable, la gestión sigue un estilo bottom up, concentrando sus inversiones en compañías de gran capitalización que consideran infravaloradas. Para la selección de empresas de calidad, buscan valores con

determinadas características: empresas sostenibles y duraderas en el tiempo, con elevados flujos de caja libre, balances fuertes y saneados y con un buen equipo directivo. En lo referente a la parte de renta fija, los gestores emplean un enfoque top down para la selección de países y divisas, si bien el fondo pretende generar alfa por medio de la selección bottom up de títulos, entendiendo la renta fija como un reductor de la volatilidad total de la cartera.

Según datos a cierre de abril, la cartera incluye entre sus mayores posiciones, en renta variable, Philip Morris International Inc (1,27%) Johnson & Johnson (1,15%) Honeywell International Inc (1,09%) KDDI Corp (0,98%) y Nestle SA (0,98%). En Renta Fija, Italy Buoni Poliennali Del Tesoro 5.5% SEP 01 22 (1,75%) Japan Government Twenty Year Bond 2.2% SEP 20 27 (1,39%) Japan Government Twenty Year Bond 1.5% MAR 20 34 (0,92%) Australia Government Bond 5.75% MAY 15 21 (0,82%) y New Zealand Government Bond 5.5% APR 15 23 (0,75%).

En renta variable y por país, las mayores ponderaciones corresponden a EE.UU. (52,50%) Reino Unido (9,40%) Japón (7,60%) Suiza (6,90%) y Francia (4,80%), mientras que por sector, servicios financieros (18,60%) consumo básico (17,40%), salud (12,10%) utilities y comunicaciones (8,20%) y tecnología (7,80%) representan los mayores pesos en la cartera del fondo.

En renta fija, EE.UU. (43,70%) Japón (11,10%) Italia (7,90%) Reino Unido (6,30%) y Francia (4,80%) aportan los mayores porcentajes por país y, por calificación crediticia, BBB (38,70%) A (22,70%) AAA (16%) AA (11,80%) y agencias federales (8,80%) aportan los mayores pesos.

La evolución histórica por rentabilidad del fondo lo sitúa entre los mejores de su categoría, en el primer quintil, durante 2014 y 2016, batiendo al índice de su categoría durante 2013 y 2015. A tres años, el fondo registra un dato de volatilidad de 9,50 por ciento y de 11,86 por ciento a un año. En el último periodo de un año, su Alfa es 3,15 por ciento y su tracking error, respecto al índice de su categoría, de 5,31 por ciento. La suscripción de la clase A1 en euros de MFS Meridian Global Total Return supone una inversión mínima de 4.000 euros, aplicando a sus partícipes una comisión fija de 1,05%. 

La filosofía de los fondos europeos de MFS no ha cambiado. El equipo gestor sigue manteniendo una visión a largo plazo y apostando por compañías de calidad que muestran resistencia en entornos de mercado difíciles. En periodos de volatilidad como el actual pueden surgir ineficiencias en las valoraciones que ofrezcan buenas oportunidades de inversión. El equipo gestor continúa revisando las estrategias europeas analizando compañía por compañía para intentar identificar oportunidades de inversión. Dado el enfoque de gestión basado en la búsqueda de compañías de alta calidad, que muestran rentabilidades consistentes en el largo plazo, estiman que están bien posicionados para afrontar los períodos de volatilidad e incertidumbre macroeconómica.

En opinión de los gestores, el impacto del referéndum, afectará no solo al Reino Unido sino inevitablemente a toda la región Europea, trayendo consigo periodos de incertidumbre. El riesgo político continuará en niveles elevados, en todos los países que se enfrentan a elecciones en los próximos meses. Consideran que la volatilidad va a permanecer durante los próximos meses, en todos los sectores y áreas del mercado. Asimismo, creen que el sector financiero y de consumo discrecional serán los sectores más vulnerables debido a una mayor exposición doméstica a Reino Unido. Ambos sectores han sido los que mayor correlación han mostrado ante los movimientos del riesgo de Brexit en los últimos tres meses. En general, las compañías globales que operan en sectores defensivos como el de consumo básico o sanitario deberían comportarse mejor, dada la baja correlación respecto a un potencial debilitamiento de la economía dentro de Reino Unido y Europa, que se une a una posible depreciación de la libra y el euro.

El pasado día 24, el fondo registraba una rentabilidad de 0,22% al cierre, motivado sobre todo por la divisa. A cierre de mayo, el 50,70% de la cartera estaba denominado en dólares. Muestran preferencia por empresas con exposición global y de alta calidad, de sectores defensivos como consumo básico y sanitario. En el sector financiero, el fondo invierte en empresas con negocio diversificado, como aseguradoras, gestoras de fondos o incluso plataformas de negociación, pero infraponderados respecto a su índice de referencia. Encuentran también oportunidades en el sector inmobiliario alemán, particularmente en Berlín, donde las valoraciones son muy atractivas.

El fondo muestra una evolución estable, incluso en periodos difíciles de mercado como los vividos recientemente, con una controlada volatilidad, haciéndose merecedor de la calificación cinco estrellas de VDOS.

MFS_MERIDIAN_GLOBAL_TOTAL_RETURN_A1

Archivos adjuntos

Profesionales

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído