El 50% del patrimonio de Ahorro Corporación, en juego tras los últimos anuncios de fusiones


En menos de un mes, las 44 cajas que había en España a finales de 2009 se han quedado en 22. Intervenciones y fusiones frias o calientes han llevado a once procesos de integración y han reducido a la mitad el número de grupos de ahorros. De las 21 cajas con fondos gestionados por Ahorro Corporación, sólo cuatro no se han visto involucradas en estos procesos. Si estas operaciones terminan por culminarse, algo más de la mitad del patrimonio gestionado por Ahorro se integraría en grupos que cuentan con una gestora propia. Esto les pondría en la tesitura de decidir si mantienen los fondos gestionados en Ahorro o los traspasan a la unidad de gestión del nuevo grupo.

Con datos a cierre de marzo, Ahorro Corporación era la sexta gestora nacional por activos, con 6.900 millones de euros y 189 fondos, de los que el 48% se comercializaban bajo la marca Ahorro Corporación y el 52% con la denominación de la caja de ahorros que distribuye el producto.

Las cuatro cajas con fondos en Ahorro que aún no se han visto envueltas en movimientos corporativos, CAI, Badajoz, Cajasol y Circulo de Burgos, aglutinarían el 11,25% del patrimonio gestionado por la gestora tomando el patrimonio en el que aparece la marca de la entidad. A esta cifra se sumaría el dinero gestionado para Caixa Galicia y Caixanova, protagonistas de la fusión gallega y único movimiento corporativo en el que no interviene una entidad con gestora propia. Incluyendo el patrimonio de los fondos con la marca de estas dos entidades, el patrimonio distribuido por grupos que no cuentan con una unidad de gestión propia alcanzaría el 47% del patrimonio de los fondos de Ahorro Corporación con marca de las cajas.

De lo que no hay duda es que, si prospera la fusión gallega, la nueva caja se convertirá en la joya de la corona de la gestora de Ahorro Corporación. Si el resto de entidades decidieran traspasar el dinero a las gestoras de los nuevos grupos fusionados, la nueva caja gallega podría representar el 80% del patrimonio gestionado por Ahorro Corporación.

El grupo financiero de las cajas de ahorros se enfrenta al reto de convencer a las entidades que cuentan con gestora del grupo fusionado de las ventajas que supone la externalización de estos servicios en Ahorro Corporación. El estrechamiento de margenes y los mayores requerimientos de la CNMV en materia de fondos podrían llevar a alguna entidad el plantearse utilizar Ahorro Corporación en lugar de la unidad de gestión propia.

Cajasur tiene la gestión de sus fondos delegada en Ahorro Corporación, aunque actualmente se encuentra intervenida por el Estado y su futuro es una incógnita, ya que posiblemente será adquirida o quedará integrada en alguna de las fusiones en marcha. Las otras 14 cajas que tienen sus fondos en Ahorro Corporación, deberán definir qué hacen con su negocio de gestión. Los movimientos son bien diferentes. Hay casos de pequeñas entidades que se fusionan con algún líder del sector, como Caja Ávila, Caja Rioja y Caja Segovia, que van a fusionarse con Caja Madrid, entidad que cuenta con su propia gestora, Gesmadrid. En otros hay medianos y pequeños que integran un grupo con varias gestoras, como Caja Extremadura que se integrará con Caja del Mediterráneo, Cajastur y Caja Cantabria, todas ellas con gestora propia. En el caso de la fusión de Caja Burgos, Caja Canarias y Caja Navarra, esta última tiene tanto gestora propia como fondos gestionados por Ahorro Corporación. Caja España, con gestora propia y fusionándose con Caja Duero, cuenta con un par de productos en Ahorro. Por su parte, dos cajas catalanas medianas, Terrasa y Penedés, cuentan con gestora propia que podría tomarse como germen de la unidad de gestión de los dos grupos que pueden surgir de los procesos de fusión en los que participan. En el caso de Terrasa, con Manlleu y Sabadell, mientras que en en el de Penedés, con Sanostra, Granada y Murcia.

Fuente: elaboración propia con datos de Inverco

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído