Tags: Negocio |

El 47% del ahorro se canaliza a través de fondos mixtos, globales o de retorno absoluto, el triple que en 2012


El éxito de los fondos mixtos en los últimos años es evidente. Según un informe elaborado por el Observatorio Inverco, a cierre de 2018 el 46,7% del ahorro en España se canalizó a través de fondos mixtos, globales o de retorno absoluto, por encima del 44,1% del año anterior. Supone el triple del porcentaje que representaban en 2012.

Por contextualizar, en el año 2012 el patrimonio en fondos domésticos era de 122.328 millones de euros, cuando los depósitos a un año llegaron a ofrecer en España un interés anual del 5%. Y más de un 60% estaba en productos garantizados y monetarios. Sin embargo, la gran dosis de liquidez que se derivó de la laxa política monetaria del Banco Central Europeo (BCE) acabó con la rentabilidad de los productos de menor riesgo, como son los depósitos, en el año 2013. Algo que obligó a los inversores a cambiar sus expectativas de rentabilidad si no eran capaces de asumir más riesgo en sus carteras, lo que provocó un trasvase hacia los fondos de inversión. Y, en concreto, hacia productos como son los fondos mixtos y perfilados, que se han convertido hoy en día en el vehículo en el que muchos inversores conservadores se han refugiado.

Por su parte, a cierre de 2018 los fondos de renta variable aumentaron y suponen el 14,8% del total desde el 13,1% del año pasado. 
Mientras los garantizados y rentabilidad objetivo han vuelto a perder representatividad, cayendo hasta el 12,5% desde el 15,7% de 2017; y los monetarios han visto reducido su peso en el total del patrimonio hasta el 26%.

Análisis por regiones

Madrid, Barcelona, Vizcaya, Valencia y Guipúzcoa concentran más del 50% del ahorro total nacional en fondos de inversión, mientras que en La Rioja, País Vasco, Aragón, Navarra y Castilla y León la inversión en estos productos ya supera la tercera parte de su PIB, según este informe.

 

parti_por_ccaa

 

El volumen de activos de los fondos a nivel nacional supone el 21,3% del PIB (22,5% en 2017). Y la Rioja, País Vasco, Aragón, Navarra, Castilla y León, Madrid y Cantabria están por encima de la media nacional.

No obstante, a pesar del crecimiento de estos productos durante los últimos años todavía tienen recorrido. “Al comparar con países como Francia, Reino Unido o Alemania, en los que el patrimonio en Fondos supera el 50% de su PIB nacional. En estos países, la inversión institucional aporta las tres cuartas partes de la inversión total en fondos, mientras que en España apenas alcanza el 20%”, justifica José Luis Manrique, director de Estudios del Observatorio Inverco.

Por otra parte, el aumento de los depósitos y la reducción patrimonial que experimentaron los fondos de inversión en 2018 provocó que, a nivel nacional, la ratio fondos/depósitos se redujera ligeramente hasta el 22,1% (23,7% en 2017), aunque sigue estando por encima de 2016 (21,4%) y supone casi el doble de lo que representaba en 2012 (11,4%).

Además, en cuatro comunidades (Navarra, La Rioja, Aragón y País Vasco) ya supera el 35%, destacando Navarra, donde sus partícipes ya invierten en fondos casi la mitad de lo que ahorran en cuentas bancarias y depósitos.

En 2018, el número de cuentas de partícipes experimentó un crecimiento cercano al 9% (8,6%) hasta alcanzar los 11,2 millones, probablemente por el elevado desarrollo de los servicios de gestión discrecional de carteras de Fondos de Inversión.

En relación con el perfil inversor, en 2018 los partícipes continuaron canalizando sus carteras hacia posiciones más dinámicas siendo Madrid, Cataluña, País Vasco, Aragón y Valencia las comunidades con mayor patrimonio en renta variable. Mientras que Galicia es la Comunidad que más invierte en fondos monetarios y de renta fija y Melilla en garantizados y también en mixtos/retorno absoluto.

 

Noticias relacionadas

Lo más leído