El 47% de los españoles de entre 30 y 55 años no tiene ahorros


Dos de las palabras más repetidas desde que los mercados financieros están en el punto de mira son incertidumbre y crisis. La pérdida de credibilidad de las instituciones y de los bancos lleva a los ciudadanos a plantearse la necesidad de un posible asesoramiento. “Los españoles hemos confiado demasiado en papá Estado y con la crisis hemos visto que hay que tomar medidas de carácter individual”, señala Antonio Suárez, director general de Optima Financial Planners en España.

La muestra del estudio se ha realizado a 650 clientes de Optima cuyo perfil podría definirse como ciudadano de a pie, entre los que se encuentran empresarios, asalariados, autónomos y jubilados. La edad media de más de la mitad de los auditados está en el rango que va de 40 a 60 años y un 77% del total son hombres.

El estudio busca reflejar que en España no existe una tradición cultural de ahorro y, el que hay, se produce a través de productos financieros tradicionales como depósitos bancarios, planes de pensiones y seguros de vida. La vulnerabilidad del entorno y las dificultades económicas que atraviesa la sociedad dejan poco margen de planificación a la hora de afrontar proyectos futuros. “La planificación si se hace con tiempo se convierte en virtud”, explica Suárez. “Si se tuviera la información adecuada, se empezaría a ahorrar tímidamente”, añade.

Las pensiones y la jubilación son dos aspectos importantes del estudio. “El sistema de reparto de las pensiones es una caja donde hay lo que hay”, declara Suárez. Las pensiones máximas, por tanto, van a verse afectadas y su importe se reducirá drásticamente debido a que el régimen de reparto de la Seguridad Social se verá colapsado en algún momento, según subraya el estudio.

Otro de los temas del informe se centra en la sucesión. Los datos reflejan que sólo un 15% de los españoles deja escrito su testimonio antes de morir. El miedo a la muerte, el desconocimiento del precio real de los testamentos y la pereza a realizar trámites son los motivos que justifican este porcentaje. Además, un 47% de los que tienen patrimonios elevados asegura que la sucesión se convierte en objeto de conflicto.

Optima Financial Planners pertenece a un grupo belga dedicado a la planificación financiera desde hace más de 20 años. Desde Optima tratan de adaptar el asesoramiento a las necesidades del perfil de cada cliente analizando cuatro pilares: ingresos, patrimonio, jubilación y sucesión. El objetivo de sus análisis de planificación financiera es ver las potenciales áreas de riesgo y dar respuesta a las expectativas del cliente.
 

Noticias relacionadas