El 40% de los productos acaba el trimestre en positivo


El nuevo plan de rescate del sector financiero estadounidense ha traído el optimismo momentáneo a los mercados. Esto permitió a muchos índices bursátiles, como el español Ibex35, marcar su primer mes en positivo en 2009. Los Fondos de inversión no se han quedado al margen de la fiesta y siete de cada diez productos ofrecieron a sus clientes ganancias durante el mes de marzo. Esto arregla un poco las perdidas acumuladas durante los dos primeros meses y permitirá que un 40% de los productos acumulen rentabilidades positivas en el año. Así, poco a poco se intenta arreglar la debacle vivida en el último año, en el que sólo el 25% de los más de 6.000 fondos de inversión pertenecientes a la base de datos de Interactive Data acumulan rentabilidades positivas en estos últimos doce meses.

Estos mejores resultados coinciden con una situación no vivida antes por muchos ahorradores: un escenario de deflación. Según el dato adelantado del IPC interanual de marzo, los precios descienden un 0,1% en los últimos doce meses, la primera vez en los 46 años de historia del índice de precios que acumula un signo negativo en doce meses. Es decir, por primera vez, desaparece el tan temido fantasma de la inflación que pegaba cada mes un mordisco al ahorro de los españoles. Entre marzo de 2008 y marzo de 2009, mil euros metidos en el calcetín hace un año valen más ahora.

Esto da aún más valor a las modestas rentabilidades de los fondos más conservadores. En los últimos doce meses, los productos monetarios y de renta fija a corto plazo lograron rentabilidades medias del 0,65% y 0,85%, respectivamente, mientras el índice de precios se colocaba en negativo. No obstante, en los últimos meses se observa un fenómeno que puede provocar cambios en las políticas de comisiones de algunos productos.

El recurrente recorte de los tipos de interés ha llevado a que, en muchos casos, la remuneración obtenida por los activos en cartera no alcance la comisión que cobra el producto. Esto está provocando que en este primer trimestre del año los fondos monetarios y de renta fija a corto plazo ofrezcan, de media, rentabilidades negativas.

Cerca de uno de cada cuatro productos monetarios está en números rojos en este arranque del año. Esto puede obligar a algunas entidades a recortar más las comisiones para mantener los resultados positivos entre sus clientes.

Esta situación no se observa sólo en los productos monetarios y de renta fija en euros, sino también en las emisiones en otras monedas. La política de tipos de interés cercanos a cero seguida por los principales bancos centrales del mundo se está dejando notar en la rentabilidad de los fondos más conservadores.

Garantizados

Pero está situación se puede convertir en una oportunidad para los fondos garantizados. Si cuando el cliente va a la oficina, su fondo monetario y su depósito no le pueden ofrecer rentabilidades que alcancen ni el 2%, la mejor alternativa dentro del mundo de la seguridadson los fondos garantizados. En estos momentos, es mínimo el coste de oportunidad que supone que la apuesta realizada por el garantizado sea fallida y que tres años después el cliente se encuentre con una rentabilidad cercana a cero.

Frente a un depósito al 2%, ¿es más atractivo quedarse con el 0% pero haber tenido la opción de llevarse un 6% ó 7% anual con un garantizado? Muchos clientes se lo pensarán, lo que beneficiará a los garantizados.

Mientras, otras alternativas dentro del mundo de la renta fija, como son los convertibles y los bonos de alta rentabilidad (high yield) han seguido dando alegrías a los inversores, con unas ganancias medias en el trimestre en torno al 3%. En el caso de los convertibles especializados en emisiones asiáticas, las ganancias han alcanzado el 8% en los tres primeros meses.

Como ejemplo está el fondo Parvest Asian Convertible Bond, de BNPParibas. Si mayor riesgo es sinónimo de más rentabilidad, esta vez que se ha cumplido en el caso de los fondos en bonos high yield. Su mayor riesgo se ha visto recompensado con ganancias en algunos productos globales cercanas al 10%. Es el caso del DWS Invest Global High Yield, con una revalorización del 13% en el año, del BNY Mellon Euro Global High Yield Bond, en torno al 10%, y del Parvest US High Yield Bond y el SISF Global High Yield Bond, de Schroders, ambos en torno al 9%.

Renta variable

Pero si convertibles y high yield pueden ofrecer gananciasporencimadel10%, donde realmente está la fiesta en los fondos de bolsa. En este caso, las cenicientas del baile en 2008 se han convertido en princesas en el primer trimestre de 2009. Así, los fondos en bolsas emergentes y en recursos naturales han sido las estrellas indiscutibles de este arranque del ejercicio.

De los 30 fondos más rentables en el primer trimestre, nueve estaban especializados en Rusia; siete invertían en compañías relacionadas con los recursos naturales y el oro; dos ponían sus ojos en Brasil, y uno era un BRIC.

Los fondos en Rusia, los más castigados en la segunda mitad del pasado año han logrado en estos tres meses ganancias del 25%. De nuevo, después de un exceso viene otro y tras perder el 70% de su valor en solo seis meses, han logrado rentabilidades que nada tienen que ver con un escenario de crisis financiera. Los fondos Parvest Russia, de BNP Paribas, JB Russia, de Julios Baer, y HGIF Russia Equity, de HSBC, estuvieron entre los destacados.

Lo más leído