El 40% de los fondos de renta variable gestionados activamente baten a sus índices


El 40% de los fondos de renta variable suele superar el rendimiento de sus índices de referencia. Esta cifra no sólo se refiere a los fondos de acciones durante los últimos tres años, sino también a los periodos de uno, tres y diez años durante los últimos 20 años. Es una de las conclusiones del informe de Lipper titulado “Beating the Benchmark" (batiendo a los índices), que demuestra el éxito de los fondos de inversión de renta variable europeos gestionados activamente durante las dos últimas décadas.

 

Sin embargo, el informe también muestra que esta proporción oscila cada año (en general, entre el 30% y el 60% de los fondos). También se encuentran diferencias en función de las diferentes regiones en las que invierten los productos (que puede ser de entre un 20% y más del 50% en periodos diferentes).

 

En los fondos de gestión activa de renta variable, a 1, 3 y 10 años con datos a finales de diciembre de 2011, la proporción de los productos que tuvieron unas rentabilidades mayores a las del índice de referencia varió desde un 26,7% en el año 2011, a un 40% a tres años y un 34,9% en los últimos 10 años.

 

Por otro lado, la gestión activa en los fondos de bonos obtuvo mejores resultados a tres años (45,4%), pero la proporción cae drásticamente tomando como referencia un período de 10 años, pues sólo el 16,2% de los fondos gestionados activamente batió a sus índices de referencia. El último año fue similar al de los fondos de renta variable, con el 23,7% de los fondos ofreciendo mayores rentabilidades que sus índices.

 

Para tener en cuenta el sesgo de supervivencia, el informe examina los periodos de 1, 3 y 10 años desde 1992 con mayor detalle. En los periodos de un año, la proporción de los fondos de renta variable que están por encima de su índice de referencia ha oscilado entre el 59,1% y el 26,7%, una coincidencia del primero y el último año en este análisis. La media anual es del 42,8%.

 

“No hace falta decir que esto no pondrá fin al debate de la gestión activa versus la pasiva, pero puede servir como una contribución útil para entender mejor el éxito de los gestores de gestión activa en el cumplimiento de sus objetivos”, explica Ed Moisson, jefe de análisis en el Reino Unido de Lipper Thomson Reuters.

Lo más leído