El 40% de los españoles considera que debería ser obligatorio que las empresas aportasen al ahorro privado


Aunque el 57% de los participantes en la séptima edición del Observatorio de Pensiones de Caser cree que la fórmula más lógica para ahorrar de forma privada para su jubilación es realizarlo por cuenta del ciudadano, un 42% piensa que se debería hacerlo a través de las empresas en las que trabajan.

Sin duda, este es un punto relevante para los encuestados. Hasta un 40% considera que debería ser obligatorio que las empresas aportasen al ahorro privado en pensiones de sus trabajadores. Del resto de entrevistados, un 28% piensa que la aportación de las compañías debería ser voluntaria, aunque tendría que estar motivada por mayores incentivos que los que existen en la actualidad; un 22% aduce que lo que debería ser obligatorio es que las empresas informasen y dieran alternativas; y el otro 9%, afirma que “está bien como está”.

A pesar de ello, esta opinión no se corresponde con la demanda real que hay de este tipo de productos en las empresas por parte de los trabajadores, indica el Observatorio. Un 72% de los entrevistados cree que la demanda para crear planes de ahorro de jubilación en sus empresas es nula o inexistente, frente al 11% que dice que sí hay demanda y el 17% que afirma que sí, “pero no muy grande”, especifican. Según la perspectiva de las empresas, sólo el 25% dice notar la demanda de los trabajadores.

La opinión de las empresas

En este estudio también se ha buscado reflejar la visión de las empresas. Para ello, se ha entrevistado a los responsables de recursos humanos de 350 empresas de más de 50 empleados, los cuales demuestran que el 63% de las compañías de estas características cuentan con un sistema de ahorro para la jubilación a favor de los empleados.

Aunque en la gran mayoría de empresas este beneficio está al alcance de todos los trabajadores (72%), en un 28% restante este complemento sólo se ofrece a determinados empleados, siendo el rango jerárquico (68%) y la antigüedad (66%) los factores determinantes para poder acceder a estos planes. Finalmente, un 58% de ellas prevé mantener dichos sistemas en el futuro.

El 65% de las empresas apunta a que su actual sistema de ahorro lo implementan ante la demanda existente por parte de los trabajadores, seguido por un 47% que busca premiar a los empleados.

Por otro lado, una amplia mayoría de los responsables de este tipo de entidades, el 85%, opina que el sistema fiscal español es poco atractivo para que las empresas realicen aportaciones para la jubilación de sus trabajadores.

En cuanto al tipo de plan implantado por las compañías encuestadas, el 62% son de aportación definida, siendo los planes de pensiones el instrumento más utilizado. Le siguen, a gran distancia, los seguros de vida (21%) y los planes de previsión empresarial (13%).

Desconocimiento

Un 61% de los encuestados afirma que desconoce cuáles son las medidas implementadas por el Gobierno en la última reforma en materia de ahorro para la jubilación y las pensiones. Sin embargo, un 57% recuerda que el Gobierno ha modificado la fiscalidad y un 49% afirma saber que ha reducido el límite de las aportaciones

A la hora de valorar las medidas, aprueban con mejor nota la creación de los planes de ahorro a cinco años que no paga impuestos (un 5,89) y la reducción de las comisiones (un 5,8). También aprueba la limitación de las aportaciones, con un 5,26.

Menos preparados

Siete de cada diez españoles encuestados afirma no estar preparando ningún ahorro privado para la jubilación, dato que sube cinco puntos respecto a 2013. La razón más repetida para no hacerlo sigue siendo la imposibilidad de ahorrar debido, fundamentalmente, a la situación laboral (62%) y a atravesar un momento de muchos gastos (63%). Sobre las previsiones de ahorro, si bien a un 72% de los encuestados les gustaría ahorrar en un futuro, casi la mitad, un 43%, no cree que pueda hacerlo.

Por otra parte, habría que destacar la recuperación que experimenta la confianza en el sistema público de pensiones de la Seguridad Social como motivo para no ahorrar del 19% de 2013 al 43% de 2014. Asimismo, la opinión de los españoles sobre su viabilidad futura es más optimista, siendo sólo un 15% los que afirman que terminará desapareciendo, frente al 20% de la edición del año pasado.

País Vasco, los más ahorradores

Un año más, el País Vasco registra el mayor porcentaje de familias que se están preparando para la jubilación (40,40%), frente al 42% de 2013. Además, es la comunidad que antes se prepara para ello. Concretamente, con 33 años, por debajo de la media nacional de 35,84 años.

Asturias (36,70%) y La Rioja (33,30%) son la segunda y tercera comunidad, y las que menos: Galicia (23,20%), Navarra (24,30%) y Aragón (24,60%).

Si se tiene en cuenta la cuantía anual que se destina al ahorro, la diferencia entre comunidades es abismal. Destacan los ciudadanos navarros, que destinan un total de media de 2.401 euros al ahorro para la jubilación, mientras que se sitúan en la parte más baja del ranking los gallegos, que aportan un total de 1.471 euros. 

Noticias relacionadas

Lo más leído