Tags: Multiactivos |

El 2020 visto por un CIO


TRIBUNA de Johanna Kyrklund, responsable de Multiactivos, Schroders. Comentario patrocinado por Schroders.

Aunque la nueva década no se presente como una fiesta, tampoco vemos razones para ser pesimistas. A primera vista las valoraciones generales del mercado parecen poco interesantes. Sin embargo, si profundizamos un poco más podemos encontrar razones de peso para que los inversores activos muestren cierto optimismo respecto a 2020.

No nos vamos a engañar, no todo es de color de rosa desde el punto de vista económico y estamos presenciando una actividad industrial anémica. Sin embargo, no todo lo que sucede es negativo: la ausencia de inflación ha permitido a los bancos centrales ser mucho más proactivos de lo que suelen ser y estamos viendo signos de estabilización monetaria.

En un año marcado por la incertidumbre, los inversores se han aferrado a empresas que ofrecían un crecimiento estable y fiable. En 2020 las compañías más sensibles al ciclo económico podrían ofrecer oportunidades siempre y cuando los datos económicos sean estables. AdvertisementEl desafío en este frente es doble: por un lado, el estímulo fiscal estadounidense está disminuyendo y, por otro lado, las tensiones comerciales entre EE.UU y China siguen siendo un riesgo clave. En consecuencia, es probable que los mercados sigan dependiendo de la liquidez.

En este contexto, cualquier aumento del rendimiento de los bonos (y por lo tanto cualquier caída de los precios) se verá posiblemente frenado por la ausencia de una recuperación económica clara, la presencia de una inflación baja y la demanda de rendimiento por parte del mercado institucional, ya que los fondos de pensiones buscan reducir su exposición al riesgo.

En cuanto a la renta variable global en general estamos positivos y creemos que la dirección más probable de los mercados de acciones sea al alza. La última fase del ciclo económico suele ser problemática para las acciones porque las empresas ven aumentar sus costes (por ejemplo, los materiales y la mano de obra). Creemos que esto erosionará los márgenes de beneficio de las compañías norteamericanas, más avanzadas en el ciclo económico. Las ganancias en Europa, China y Japón también se verán perjudicadas, por lo que pensamos que las mejoras se verán en el resto del mundo en 2020. Por ejemplo, en los mercados emergentes donde nos hemos vuelto más optimistas tras una mejora en las encuestas manufactureras.

La liquidez proporcionada por los bancos centrales, en particular la Fed,  pueden servir para debilitar el dólar estadounidense aunque no sería inmediato.

El uso de medidas fiscales y de gasto por parte de los gobiernos ha sido una medida que ha generado mucha discusión entre los inversores. Nuestra opinión es que esperamos una relajación de la política fiscal en el Reino Unido. Sin embargo, el estímulo fiscal está disminuyendo en EE.UU. y parece que no hay voluntad política para una relajación fiscal significativa en Alemania. En general, creemos que existe una baja probabilidad de que haya una expansión importante de la política fiscal a nivel mundial en 2020.

Los eventos políticos seguirán jugando un rol importante este año. Desde una perspectiva global, la evolución de la situación en los EE.UU. es especialmente importante. Con un crecimiento global débil, el deterioro de las relaciones comerciales entre la UE y los países en desarrollo se ha convertido en una de las principales causas de la crisis económica mundial.

Después de un fuerte 2019, esperamos que los retornos del mercado sean más suaves en 2020. Durante el año pasado los activos más caros tuvieron una alta rentabilidad. Esto significa que el escenario económico anémico estaba reflejado en el mercado de valoraciones. Sin embargo, a medida que la estabilidad gane terreno y el riesgo de recesión se reduzca, creemos que puede ser interesante centrarse en áreas de valor relativo, ya sea favoreciendo los bonos estadounidenses frente a los bonos europeos con rendimiento negativo, las acciones internacionales frente a las acciones estadounidenses o las acciones cíclicas frente a las defensivas.

Nadie dijo que fuera fácil. El panorama actual puede parecer poco atractivo a ojos de muchos inversores, pero si nos esforzamos un poco veremos que, si rascamos un poco la superficie, hay oportunidades de inversión interesantes. 

Puedes leer más artículos sobre nuestras perspectivas para 2020 aquí.


Información importante:
Las opiniones expresadas aquí son las del autor y no representan necesariamente las opiniones declaradas o reflejadas en las Comunicaciones, Estrategias o Fondos de Schroders. El presente documento ha sido redactado con una finalidad exclusivamente informativa. Su contenido no constituye una oferta de compra o venta de ningún instrumento o título financiero, ni una sugerencia para adoptar ninguna estrategia de inversión. La información contenida en el presente no constituye un asesoramiento, una recomendación o un análisis de inversión y no tiene en cuenta las circunstancias específicas de ningún destinatario. Este material no constituye una recomendación contable, jurídica o tributaria y no debe ser tenido en cuenta a tales efectos. Se considera que la información contenida en este documento es fiable, pero Schroders no garantiza su exhaustividad o exactitud. La compañía no se responsabiliza de los errores de hecho u opiniones. No se debe tomar como referencia la información y opiniones contenidas en este documento a la hora de tomas decisiones estratégicas o decisiones personales de inversión. La rentabilidad registrada en el pasado no es un indicador fiable de los resultados futuros. El precio de las acciones y los ingresos derivados de las mismas pueden tanto subir como bajar y los inversores pueden no recuperar el importe original invertido. Las previsiones recogidas en el documento están sujetas a un alto nivel de incertidumbre sobre los factores económicos y de mercado futuros que pueden afectar a los resultados futuros reales. Las previsiones se ofrecen con fines informativos a fecha de hoy. Nuestros supuestos pueden variar sustancialmente en función de los cambios que puedan producirse en los supuestos subyacentes, por ejemplo, a medida que cambien las condiciones económicas y del mercado. No asumimos ninguna obligación de informarle de las actualizaciones o cambios en estos datos conforme cambien los supuestos, las condiciones económicas y del mercado, los modelos u otros aspectos.

Publicado por Schroder Investment Management (Europe) S.A. Sucursal registrada en España- Calle Pinar, 7, 4º planta, 28006 Madrid, España.

Profesionales
Empresas

Lo más leído