Efectos sobre los mercados de la victoria de Donald Trump


La respuesta de los mercados financieros a la victoria electoral de Donald Trump en Estados Unidos no se ha hecho esperar y ya se han hecho visibles los primeros efectos sobre los precios de los activos, lo cual podemos resumir en cinco puntos: impacto en los mercados de renta variable, de renta fija, activos refugio, divisas y países emergentes.

1. Caídas (moderadas) de las bolsas. Durante los primeros minutos de la negociación, los principales índices registraron fuertes pérdidas, con el Nikkei perdiendo casi 1.000 puntos en la sesión (-5,3%) y Shanghai dejándose prácticamente un 3%. En Europa, los números rojos también fueron abultados al inicio de la sesión, si bien las pérdidas al final se moderaron. En el caso del Ibex 35, por ejemplo, el índice llegó a caer un 4%, pero fue a partir del discurso de la victoria del ya presidente electo cuando los inversores se calmaron y los descensos se moderaron, retrocediendo un 0,4%. Sorprendentemente, las bolsas de Frankfurt, Londres y París cerraron en números verdes, con avances del orden del 1,5%. Por compañías, las que más se han visto penalizadas son las que tienen exposición a México. Uno de los que más sufrió fue BBVA (-5,7%), por su importante exposición al país azteca.

2. Comportamiento de la renta fija. En los mercados de bonos, el impacto ha sido más modesto incluso que en las bolsas. La curva de rentabilidades a vencimiento de la deuda del Tesoro de EE.UU a 30 años llegó a subir un 0,13%, hasta el 2,75%, y a 10 años un 0,05% (hasta el 1,91%), si bien a dos años bajaba ligeramente hasta el 0,82%. El riesgo de crédito parece revertir con aumento de volúmenes de negociación. El coste de asegurar deuda empresarial en Europa, por el índice Markit iTraxx Europe grado de inversión, llegó a aumentar un 0,05%, hasta el nivel más alto desde principios de julio, pero se ha moderado. En deuda de alta rentabilidad europea ha llegado a subir un 0,09%, máximos desde septiembre.

En general, la reacción de los mercados de deuda corporativa ha sido escasa comparada con la de las bolsas. Se ha registrado una ampliación inicial del índice de deuda corporativa CDX IG USD de unos 5 puntos básicos hasta 80 puntos básicos, y el índice de iTraxx de bonos de high yield europeos se ha ampliado 17 puntos básicos. Los spreads de los bancos estadounidenses se han ampliado en alrededor de 12 puntos básicos y los bancos de la periferia europea en 20 puntos básicos. Los CoCos pierden entre 2 y 3 puntos. “Son movimientos muy moderados, aunque como se puede suponer el volumen de contratación ha sido escaso en los mercados físicos de deuda corporativa y la liquidez será hoy escasa”, explica Jim Leaviss, responsable del área de Renta Fija Minorista de M&G Investments.

3. Búsqueda de refugio. El miedo de los inversores se ha traducido en una huida de los activos de riesgo y en una búsqueda de refugio en activos como el oro. El precio de la onza se ha disparado un 5%, situándose por encima de los 1.300 dólares y protagonizando el mayor alza que ha experimentado su cotización en los últimos 25 años. El bund también ha ejercido su papel de activo refugio, si bien de manera no tan intensa. La rentabilidad que ofrece el bono alemán a diez años sigue siendo positiva (0,18%) y el diferencial con el español se mantiene por encima de los 100 puntos básicos, sin registrar apenas variaciones debido al resultado de las elecciones en EE.UU.

4. Mercado de divisas. El efecto más virulento de la victoria de Trump se ha producido sobre el peso mexicano, que se ha desplomado hasta un 13% frente el dólar dada la incertidumbre que genera la posición mantenida por el candidato republicano hasta ahora sobre los tratados comerciales de EE.UU. con México (el 80% de las exportaciones mexicanas tienen destino su vecino del norte) y por el enrarecimiento de relaciones entre ambos países. El dólar, por su parte, también se deprecia frente al euro. “A medio plazo el yen japonés y el franco suizo serán los grandes beneficiados de la presidencia de Trump. El aumento de la volatilidad cambiaria es negativo para la libra, ya que esta moneda se mueve inversamente a la volatilidad y probablemente se venderá contra las principales divisas”, afirma James Butterfill, director de Análisis y Estrategias de Inversión en ETF Securities.

5. Impacto en emergentes. El resultado de las elecciones estadounidenses conocido hoy tiene varias implicaciones para los mercados emergentes. A primera vista, el resultado es claramente negativo por los posibles riesgos bajistas derivados del aumento del proteccionismo comercial, las medidas antiinmigración, el gran aumento del gasto público, la elevación de la curva de rendimientos estadounidense y la incertidumbre que se cierne sobre la política exterior. Los riesgos ya se están dejando sentir en los precios de los activos. Desde que se conoció el resultado, México es uno de los mercados que más están sufriendo por sus estrechos lazos comerciales y económicos con EE.UU, explica Claudia Calich, gestora de renta fija emergente de M&G Investments.

Otra región que podría salir perjudicada es Centroamérica. “En Centroamérica, los países que más se verán afectados serán los más pequeños, como Guatemala, El Salvador y Honduras, donde las remesas no autorizadas procedentes de EE. UU. podrían suponer hasta el 5,6%, el 8% y el 13,2% de sus respectivos PIB, según nuestros cálculos. En estos países, el peso de las remesas dentro del PIB y de los ingresos por cuenta corriente es mucho mayor, porque su porcentaje de inmigración ilegal es más alto comparado con el tamaño de sus economías y su población”, afirma la experta.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído