EFAMA demanda a la Comisión Europea un mayor desarrollo del Mercado Único de fondos de inversión


Después de un periodo de elaboración de 12 semanas, la Comisión Europea publicó el pasado 17 de marzo los detalles de su última Consulta sobre la Unión de Mercados de Capital (UMC). Esta consulta tenía como objetivo recabar observaciones sobre cómo se puede actualizar y completar el programa actual de la UMC para que suponga un marco normativo sólido para el desarrollo de los mercados de capital. Se trata del último paso de un proyecto que incluye 33 acciones en el marco europeo y que persigue el libre movimiento de capitales entre los países miembro de la UE. El proyecto se inició en septiembre de 2015 y se planea que entre en funcionamiento en 2019.

“Esta consulta es una oportunidad de oro para dar voz una vez más al fuerte apoyo de la industria europea de gestión de activos a todas las dimensiones de la UMC: fuerte enfoque sobre los intereses de los inversores, promoción de un modelo de financiación de la economía basado en el mercado, desarrollo de un PEPP y desarrollo de una estrategia más comprensible de finanzas sostenibles”, ha comentado sobre el documento Peter De Proft, director general de la Asociación Europa de Fondos y Gestión de Activos (EFAMA).

En conjunto, la respuesta de EFAMA al contenido de la consulta ha sido positivo. Desde la Asociación han enfatizado los puntos que consideran más importantes, partiendo de la aseveración de que “la confianza del inversor es la premisa número uno para asegurar el éxito del proyecto UMC. Los intereses de los inversores necesitan estar en el corazón y el alma de cualquier acción de la UE”. El comunicado de EFAMA hace hincapié en la necesidad de mejorar la educación financiera de los inversores, y sugiere que “la Comisión Europa, así como la ESA (organización intergubernamental europea) necesitan promocionarla más, paralelamente a la regulación”. La propia aportación de la Asociación ha sido su contribución, junto con otras nueve organizaciones y asociaciones europeas, para la reciente creación de la Plataforma Europea para la Educación Financiera, una iniciativa pensada para “promover la necesidad de educación financiera e impulsar la literatura financiera en Europa”.

Una distribución armonizada

En segundo lugar, EFAMA alienta a la Comisión a que ponga los medios para profundizar en el Mercado Único de fondos de inversión. En este contexto, afirman que “uno de los objetivos clave de la UMC debería ser hacer desaparecer las barreras restantes para la distribución de fondos entre países”. Esta medida será esencial para “proporcionar decisiones de inversión más amplias y diversificadas, y oportunidades de ahorro para los ciudadanos europeos, incrementar la competición en los mercados, permitir una mayor innovación y reducir los costes y comisiones”.

EFAMA también hace una mención a los esfuerzos de la Comisión para mejorar el acceso al Mercado Único de los servicios financieros minoristas; en su opinión, los ahorros de los inversores europeos minoristas están “actualmente infra utilizados”. La Asociación recuerda que actualmente la Comisión y la ESA están desarrollando actualmente estudios sobre la distribución de productos de inversión dirigidos a minoristas, y confronta estas investigaciones con el hecho de que “una nueva oleada de legislación europea (MiFid II, PRIIP, IDD) entrará en vigor a principios de 2018, lo que realzará significativamente la divulgación de productos y las normas de distribución para los productos de inversión minoristas”.

De hecho, el tercer punto destacado de la consulta es la voluntad por parte de la Comisión Europea de evaluar el impacto acumulativo de la regulación financiera: “Queda mucho por hacer, y damos la bienvenida a los esfuerzos de la Comisión para solucionar las numerosas consecuencias no pretendidas”, indica el comunicado de EFAMA. Además, afirman que esta tarea en sí misma “llenará suficientemente la agenda futura de los legisladores de la UE”.

La Comisión también ha revelado sus planes de presentar una propuesta legislativa sobre pensiones personales para la UE. EFAMA ha expresado su apoyo a la iniciativa, y mostrado su firme convicción en que “las familias y los ahorradores europeos necesitan ser alentados a ahorrar más para su jubilación”. En este sentido, recuerdan desde la Asociación que llevan mucho tiempo insistiendo en la creación de un producto individual de pensiones paneuropeo (PEPP) por su sigla en inglés, porque consideran que sería “una herramienta apropiada para crear un mercado único verdadero para las pensiones individuales, y contribuiría al crecimiento y la inversión dentro de una UMC”. Además, creen que la creación de PEPPs contribuiría a aportar a los inversores soluciones de ahorro para la jubilación “sencillas, eficientes en costes y portátiles”. Además, si se pudieran distribuir estos productos a nivel europeo “se podría llegar a economías de escala, costes más bajos y un incremento de la competición”.

En último lugar, EFAMA ha destacado el enfoque de la UMC sobre las finanzas sostenibles e insisten en que las gestoras de fondos juegan “un papel crucial al proporcionar herramientas y asesoramiento para seleccionar inversiones responsables”. La sugerencia de la Asociación en este frente pasa por “perseguir una agenda financiera sostenible que se centre en el equilibrio de los pilares E, S y G”.

Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente