Tags: Latam |

EE.UU. evita el abismo fiscal con un pacto de mínimos: ¿deben estar los inversores felices o tristes?


Una recesión inducida desde instancias políticas ha sido evitada. El 1 de enero el Congreso de EE.UU. logró improvisar un compromiso lo suficientemente sólido como para evitar un acantilado fiscal que amenazaba con enviar a la economía de Estados Unidos a la recesión. “Si bien el resultado podría haber sido mucho peor, la Cámara de Representantes ha hecho poco por resolver el problema presupuestario a largo plazo de Estados Unidos, que no es otro que el costo de la atención sanitaria”, asegura James Swanson, jefe de estrategia de Inversión de MFS Investment Management en un artículo publicado en su blog. 

Así pues… ¿deben estar los mercados felices o tristes? “Yo diría que este compromiso es una victoria a corto plazo para el ciclo económico, sobre todo teniendo en cuenta que el peor de los escenarios se ha evitado”, asevera el experto. Y es que, si demócratas y republicanos no hubiesen llegado a un entendimiento, la economía estadounidense volvería a caer en recesión. “Sin embargo, para aquellos que esperaban que la nueva legislación resolviera los problemas de largo plazo de la deuda estadounidense, el acuerdo ha sido decepcionante”.

Pero lo más importante para los inversores, según Swanson, es que esta combinación de aplazamientos, aumentos de impuestos y compromisos adquiridos para evitar que la economía de Estados Unidos se despeñase por el abismo fiscal es la progresión del ciclo económico. “Los mercados financieros pueden ahora centrarse en lo esencial: los beneficios empresariales y los flujos de efectivo del sector privado. Estos dos parámetros deben mejorar en 2013. Al menos con menos incertidumbre encima de la mesa, los consumidores y las empresas pueden poner parte de sus posiciones en efectivo a trabajar”, afirma. “No ha sido una mala noticia para el segundo día del año”.

Lo más leído