EdRIM favorece la renta fija en su estrategia de inversión para 2012


La visión y las estrategias de inversión para 2012 de Olivier Neau, director de inversiones de EdRIM, y Benjamin Melman, director de retorno absoluto y cuantitativo de asignación de activos de EdRIM, es clara y pasa por la inversión en renta fija más que en bolsa. Profundizando un poco más en cada tipo de activo, Melman comenta que, “a pesar de la volatilidad en los mercados de renta variable y menor oportunidades, si se quiere invertir en bolsa lo haríamos en Europa y en los mercados emergentes. En estos últimos, recomendamos también los bonos gubernamentales en divisa local y no vemos oportunidades en los países desarrollados. En el crédito nos gusta mucho el high yield y la parte corta de la curva ofrece buenas oportunidades. En bonos, hay que tener cuidado con las compañías financieras y reconocemos que nos gusta el dólar frente al euro y muy poco las divisas del Este de Europa”.

 

En su paso por Madrid, los especialistas de inversión de la casa francesa han apoyado estas ideas con varios fondos: en la parte de crédito, con el fondo Edmond de Rothschild (EdR) Millésima 2016 con vencimiento determinado en esa fecha, el EdR Signatures Euro High Yield y el EdR Emerging Bonds que estará en unas semanas registrado en la CNMV. Por otra parte, en la parte de retorno total, los gestores recomiendan el EdR Quadrim 4.

 

Visión Macro
 

Melman ve factores técnicos positivos para Europa en el comienzo del año, a pesar de que el mercado apuntaba a unos primeros meses conflictivos. La cautela habrá que tenerla pasado el primer trimestre. Sobre las economías mediterráneas dice que, "el cambio político en España e Italia ha sido bueno y lo que nos preocupa verdaderamente es la incertidumbre de Grecia y el incremento de la tasa de paro y de las tensiones sociales". Por el contrario Estados Unidos lo aprecian en mejor posición que Europa y dicen "saldrá antes del bache que nosotros. Aunque tienen que solventar algunos problemas como el mercado laboral, el consumo privado o la reforma fiscal". Sobre los mercados emergentes subrayó las buenas perspectivas que tienen de estos, especialmente Latinoamérica con respecto a Asia, ya que los riesgos son más bajos que este año que hemos dejado atrás. "Los mercados emergentes continúan como la región más dinámica de la economía global", comentó Melman.

 

Estrategias de inversión
 

En renta variable los gestores ven sobrevalorada la bolsa de Estados Unidos mientras que creen que la europea y la emergente está a buen precio. Respecto a los bonos gubernamentales, "hay que ser cautelosos, sobre todo en la euro zona. Los bonos a 10 años del Reino Unido y de Estados Unidos están siendo mantenidos bajos artificialmente por los bancos centrales y el bund alemán con las rentabilidades tan bajas que ofrece creemos que está muy caro. En cambio, los bonos gubernamentales de los mercados emergentes tienen unos fundamentales muy sólidos y recomendamos invertir en ellos en moneda local", comentó Neau. Sobre los bonos corporativos los que más gustan a los especialistas son los de alta rentabilidad.

 

Fondos
 

Dentro de la amplia cartera de fondos que maneja EdRIM, los gestores han querido ilustrar sus visiones y estrategias de 2012 con varios fondos que se adaptan a ellas. El primero de los fondos propuesto ha sido el EdR Millésima 2016. Éste es un producto de inversión con vencimiento determinado, en octubre de 2016, basado en estrategias carry trade, que comprende una cartera de bonos senior corporativos industriales y financieros, denominados en euros, y compuesta principalmente por bonos Investment Grade, con un máximo del 35% de los activos invertido en bonos de alto rendimiento (High Yield). La rentabilidad objetivo hasta vencimiento es de un 5,36% después de comisiones. Sus ventajas competitivas están en la capacidad de análisis que tienen los gestores, la diversificación del fondo en más de 60 fondos y el beneficio de poder diferir los impuestos de la plusvalía acogiéndose a la nueva subida de impuestos.

 

El segundo de los fondos, el EdR Signatures Euro High Yield, intenta aprovecharse de la visión tan positiva que tiene la casa francesa hacia los bonos de alto rendimiento. "Es un fondo para inversores conservadores, con volatilidad muy baja, y que buscan diversificación geográfica al igual que por sectores. El año pasado tuvo un muy buen año con respecto a sus competidores ya que sólo bajo un 2,5% mientras que los competidores más cercanos lo hicieron en casi un 5,4%", comentó Neau.

 

El Quadrim 4, gestionado por el propio Melman, está basado en cuatro conceptos básicos que abarcan desde la asignación de activos dinámica, la diversificación en tres niveles (tipo de activos, regiones y estrategias), la mezcla de la toma de decisiones discrecional y la toma de decisiones basada en un modelo y la gestión activa en mercados líquidos. Teniendo en cuenta los últimos tres años, el fondo tiene una rentabilidad en ese periodo de 2,8%.

 

Noticias relacionadas

Lo más leído