EDRAM lanza un fondo que invierte en las compañías líderes asiáticas


La crisis ha puesto de relieve el papel cada vez más importante que juegan los países asiáticos en la economía global: Asia es un área de inversión dinámica y diversificada donde el consumo, las infraestructuras y el abastecimiento energético representan en este momento una fuente de crecimiento secular en toda la región. Ésta es la razón por la cual Edmond de Rothschild Asset Management ha lanzado el Edmond de Rothschild Asia Leaders, un fondo que invierte principalmente en compañías asiáticas de gran capitalización que tienen un gran potencial para emerger como líderes en sus mercados en el medio a largo plazo. El fondo, que se ha registrado en España, está gestionado por Thomas Gerhardt, director de renta variable de mercados emergentes y commodities, y por David Gaud, que gestiona renta variable asiática. El equipo de inversión está constituido por 12 gestores ubicados en París, Hong Kong y Frankfurt.

 

Dadas las disparidades entre los países asiáticos, el equipo de gestión considera vital combinar la selección de valores con el análisis macro en profundidad. Así, el análisis se centra en los países que se beneficien de los que consideran los tres temas principales (consumo, infraestructuras y suministro de energía) y aglutina varios sectores que están bien situados para beneficiarse de este crecimiento y para, en consecuencia, batir al mercado. Este enfoque macroeconómico se combina con un detallado análisis para identificar a las compañías que están mejor posicionadas para superar a sus homólogos en cada sector bajo revisión. Los criterios específicos aluden al entorno competitivo, el marco regulatorio, el crecimiento de beneficios, los márgenes operativos, los modelos de negocio y estrategia, etc.

 

El enfoque temático se encuentra en el núcleo de la cartera del fondo, pues la gestora cree que, al invertir en tendencias de desarrollo estructural a largo plazo, los gestores pueden capturar el crecimiento en Asia a través de los sectores y valores más prometedores. Los títulos en cuestión son esencialmente compañías que disfrutan de un crecimiento estructural, que son o podrían ser líderes regionales y/o globales y que verán un crecimiento sostenible de sus beneficios.

 

Para completar este enfoque, se añade el llamado enfoque satélite o cíclico, pues en ciertas fases muy específicas de un ciclo económico, hay más que ganar invirtiendo en valores cíclicos en periodos cortos. "Conllevan mayor riesgo, pero a menudo tienen un fuerte apalancamiento operativo. Esto quiere decir invertir en compañías con un potencial de revaloración importante en 12 a 18 meses", explican desde la entidad.

 

El fondo está gestionado de forma activa, con grandes convicciones y evitando la concentración de los índices en sectores como telecomunicaciones, empresas de servicios públicos o bancos. "La penetración de las telecomunicaciones en la mayoría de los países asiáticos es ya muy elevada, las utilities no operan para maximizar la rentabilidad, los bancos se usan como instrumentos en la política económica (China) y en países como Taiwán y Corea, el mercado está muy sobre bancarizado", explican. "Intentamos elegir sectores que representan un perfil de crecimiento de la economía de una forma mucho más eficiente o centrarnos en sectores con menos riesgos regulatorios y perfiles superiores de rentabilidad", afirman.


Los tres grandes temas de Asia para EDRAM

El consumo concierne sobre todo a China, India e Indonesia donde el poder adquisitivo está aumentando continuamente. El crecimiento económico está siendo dirigido por un incremento potencial en el número de población con capacidad de gasto, por el hecho de que la población más joven tiende a gastar más y por un significativo incremento en los salarios. Por ejemplo, las ventas minoristas en China están actualmente creciendo alrededor de dos veces el PIB y se han incrementado un 18% en 2010.


El tema de las infraestructuras también supone centrarse a China, India e Indonesia. El presupuesto del Ministerio de Obras Públicas en Indonesia ha aumentado considerablemente desde el 3,3% del presupuesto estatal en 2010 al 5% en 2011. China ya ha hecho una gran inversión en infraestructuras en los últimos 10 años y tendrá que mantener el ritmo en los ejercicios venideros. India, mientras tanto, no tiene más opción que invertir masivamente en la construcción de carreteras, puentes y puertos y en el desarrollo infraestructuras eléctricas.


Por último, la demanda de energía sigue creciendo. China e India son grandes importadores de carbón y petróleo. Indonesia por su parte está llena de minas de carbón y es el mayor exportador de carbón térmico del mundo.

Noticias relacionadas