EDM Inversión, 20 años de gestión


Tenemos una opinión bastante positiva sobre el EDM Inversión, fondo que se encuadra dentro de la categoría de Renta Variable Española. Se trata de un fondo que cumple excepcionalmente bien con todas las características que buscamos en un fondo, con excepción de una: se trata de un fondo caro comparado con su categoría. Por ello le hemos asignado el Rating Cualitativo Morningstar de “Notable”.

Joan Grau es el gestor de este fondo desde 1989, y ha mantenido el mismo tipo de estrategia y estilo de inversión desde entonces. El equipo de renta variable se compone de seis personas (incluyendo a Grau) con una experiencia media bastante alta, y está centrado en la selección de compañías europeas y, sobre todo, españolas. Muchos de los inversores del equipo son además socios de la firma e invierten en los fondos de la casa, lo que nos parece positivo desde el punto de vista de alineación de intereses con los inversores. La estabilidad del equipo también ha sido admirable en el pasado.

EDM nos parece una casa gestora de alta calidad. Es independiente y su único negocio es el la gestión de activos, evitando así posibles conflictos de interés. Prácticamente la totalidad de la firma está en manos de los empleados de la casa lo que funciona como un mecanismo de retención de talento a la vez que asegura una alta motivación por parte de los profesionales. También nos parece positivo que conocen y reconocen sus limitaciones, como vemos en el hecho de que en aquellos tipos de activo donde no son suficientemente fuertes delegan la gestión en un tercero. La gama de productos ofertados es limitada y no es una firma que se caracterice por lanzar continuamente productos de moda. El principal punto negativo que vemos en la casa es que algunos de sus fondos son bastante caros, en concreto este (EDM Inversión) y aquellos cuya gestión está delegada en un tercero. Vemos positivamente que redujeron las comisiones de estos últimos en el 2007, pero aún así siguen estando en el rango alto de gastos anuales en sus respectivas categorías.

EDM utiliza un proceso de gestión sólido que ha sido aplicado de manera exitosa y consistente desde los años 80. Nos gusta su mentalidad a largo plazo evitando influencias cortoplacistas y ruido de mercado. No se tiene en cuenta al índice a la hora de construir la cartera, por lo que la exposición a distintos factores de riesgo estará determinada únicamente por la convicción del gestor en cada compañía, de acuerdo con su enfoque fundamental y "bottom up". El grado de conocimiento del mercado nacional es alto dada la dilatada experiencia del equipo en el mismo.

El ratio de gastos anuales que cobra el fondo es del 2.43%, que le sitúa dentro del 20% de fondos más caros de la categoría. Este es un factor determinante que nos impide dar una valoración más elevada a este fondo, si bien como conclusión podemos decir que es un fondo de alta calidad y atractivo para tomar exposición a renta variable española.

Cinco Pilares Morningstar

Personal: Equipo muy experimentado y estable. Alineación con los inversores alta. Mismo gestor desde hace 20 años.

Firma gestora: Firma de alta calidad. Tenemos una visión positiva sobre casi todos los aspectos relevantes en este punto.

Proceso de inversión: Sólido proceso de inversión consistentemente aplicado a lo largo de los años. Horizonte temporal largo y gestión desligada del índice.

Performance: Si bien la rentabilidad relativa de este fondo no ha sido muy buena en los dos últimos años, confíamos en su capacidad para mejorar estos números a largo plazo, tal y como lo ha hecho a lo largo de su historia.

Precio : Fondo caro respecto a la categoría y en términos absolutos.

Empresas

Lo más leído