EBN Capital lanza dos fondos enfocados en el inmobiliario neoyorquino e italiano


La gestora de EBN Banco da sus primeros pasos desde que fue reconvertida de gestora de capital riesgo a gestora de instituciones de inversión colectiva en febrero de este mismo año. EBN Capital registra en la CNMV sus primeros fondos, los dos de inversión libre, enfocados en el inmobiliario neoyorquino e italiano.

El primero de ellos, el EBN Italian Reits, invertirá el 100% de su cartera en instituciones de inversión inmobiliarias domiciliadas en Italia, de carácter cerrado que cotizan en el Mercado Continuo italiano, destinados a uso de oficinas y locales comerciales y, en menor medida, a inmuebles con finalidad logística e inmuebles residenciales situados en Italia y, de forma muy excepcional, en otros países del área euro.

Se prevé que el número de vehículos inmobiliarios oscile entre 10 y 15 y que cada IIC no represente más del 20% del patrimonio del FIL. El nivel de apalancamiento, apuntan, se situará en un termino medio en un 40% de su patrimonio. Asimismo, subrayan la liquidez reducida de los mismos.

En cuanto a los plazos, recomiendan no retirar la inversión en un plazo de 5 años prorrogable a 6 años desde la inscripción. El periodo de compromiso cierra a finales de 2017 y el periodo de inversión concluirá un año más tarde, fecha a partir de la que inicia el periodo de desinversión.

El fondo llega con dos clases, una de 150.000 euros de inversión mínima inicial y la otra de 5 millones de euros. La comisión de gestión y depositaria asciende al 1,6% y al 1,1%, respectivamente. Además, ambas clases tienen una comisión por resultados del 20%.

Nueva York

El otro producto nuevo, el EBN Inmobiliario NY, al igual que el anterior, tiene un objetivo de lograr una rentabilidad media anual, no garantizada, del 10% a medio y largo plazo. En su caso, tendrá prácticamente el 100% de la inversión en sociedades que revistan la forma jurídica de LLC (Limited Liability Companies) que conceden préstamos a promotores para la construcción de proyectos inmobiliarios en el área metropolitana de Nueva York. Según indican, cada sociedad se constituirá para la concesión de un único préstamo. En cualquier caso, el fondo no invertirá ni concederá directamente préstamos.

Su universo de inversión son sociedades que concedan préstamos con distintos grados de prelación, siendo predominantemente tramos senior, en menor medida, mezzanine y, de forma residual, hipotecario, de la estructura de financiación privada de proyectos inmobiliarios. Dichos promotores, señalan, cuentan en su estructura de financiación con, al menos, un 20% de fondos propios. Estos prestamos tendrán un vencimiento de entre 1 y 4 años. La gestora se apoyará en la información sobre proyectos inmobiliarios que cumplan los criterios mencionados proporcionada por Perennius US Inc.

En este caso, el número de sociedades que compondrá la cartera oscilará entre 10 y 20 y no tendrá más del 20% en ninguna posición. El periodo de compromiso cierra antes que el otro fondo, a finales de septiembre, aunque si repiten el mismo periodo de inversión. La desinversión se iniciará a partir de diciembre de 2018. En el folleto informativo del fondo, destacan que es un fondo adecuado para un plazo de 4 años prorrogable a 5 años desde la inscripción.

Tiene las mismas comisiones de gestión y depositaria que el anterior, así como los mínimos de inversión la misma cantidad, salvo que en este caso en dólares. La comisión por resultados es inferior, del 15%.

Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído