DWS pronostica un crecimiento global del 4% en 2010


En sus previsiones para 2010, la gestora de Deusche Bank considera que “lo peor de la crisis ya ha pasado”. La economía global crecerá un 4% en términos de PIB, gracias al empuje de las economías emergentes, y la inflación experimentará un repunte en las economías desarrolladas, posiblemente en la segunda mitad del año, aunque éste será suave por lo que no supondrá una grave preocupación para los mercados.



Por tanto, el clima de recuperación económica favorecerá a la renta variable, cuya revalorización en el año podría rondar el 16%. En este tipo de activos, la gestora apostará principalmente por los sectores defensivos y también por las compañías de alta rentabilidad por dividendo. “Nos encontramos en uno de los momentos más atractivos para este tipo de compañías en términos históricos, ya que la rentabilidad por dividendo se sitúa por encima del retorno de los bonos”, comenta Pedro Dañobeitia, director general de DWS Investments. Además, la bolsa aún tiene un gran potencial de captación de inversiones, ya que la liquidez en el mercado aún es elevada y en cambio las alternativas de inversión son relativamente escasas.



Los temas de inversión favoritos de la gestora se centran en las infraestructuras, la energía y las tecnologías limpias y, por mercados, la entidad concederá una especial importancia a Europa, especialmente Alemania, y los mercados asiáticos. “Las bolsas de Asia son cada vez más independientes, se encuentran cada vez menos influidas por el exterior, lo que incrementa su estabilidad”, señala Dañobeitia.



En cuanto a la renta fija, en DWS consideran que la rentabilidad del bono será superior a lo que está descontando el mercado, de modo que apuestan por un aplanamiento de la curva. En este segmento, prevén un mejor comportamiento en la deuda emergente y de la zona euro antes que en el área dólar y consideran que seguirá habiendo oportunidades atractivas en los subsectores más conservadores de la deuda estructurada (RMBS, leasing) y en el tramo BBB y BB de los bonos corporativos.



Los bonos convertibles también serán atractivos, pero la gestora no detecta valor en los ligados a la inflación.



En el entorno de las divisas, la entidad pronostica que el dólar estadounidense siga perdiendo terreno frente al euro a causa de factores como el carry trade y el problema de déficit de la economía estadounidense.
 

Empresas

Lo más leído