DWS Invest Top Dividend: un fondo de rentas que en los últimos años se ha vuelto más creativo


El DWS Invest Top Dividend es un fondo de bolsa global con un enfoque defensivo central lanzado por DWS para inversores conscientes del riesgo (renta variable) con enfoque en ingresos sostenibles, baja volatilidad, carácter de activos reales de las empresas, perfil asimétrico de riesgo/rentabilidad combinado con un proceso disciplinado de investigación e inversión.

El producto, con Sello Funds People 2019, calificación Blockbuster, está dirigido básicamente a inversores que buscan participar en periodos de crecimiento positivo de los mercados sin estar demasiado expuestos a todos los riesgos del mercado, para así ofrecer los beneficios de un fondo de renta variable defensivo: una inversión en empresas de alta calidad, una retribución atractiva, un amortiguador para cuando los mercados están cayendo, una volatilidad más baja que la de sus competidores y un mercado amplio, una rentabilidad ajustada al riesgo durante un ciclo económico y de mercado completo en comparación con un amplio mercado y con sus similares.

Su gestora, Denise Kissner, busca básicamente acciones con una alta y sostenible rentabilidad por dividendos de sectores bastante defensivos y, por otro lado, temas de inversión estructural con tasas de crecimiento de dividendos sostenibles por encima de la media. Cree firmemente que la inversión en empresas con alta rentabilidad de dividendos sostenibles es una estrategia de base sólida para los inversores a largo plazo. Su modelo multifactorial se centra principalmente en los factores de rentabilidad de dividendos, crecimiento de dividendos y ratio de retribución es el marco de nuestro disciplinado proceso de inversión.

A su entender, una combinación inteligente de acciones de alta rentabilidad de dividendos y de alto crecimiento de dividendos debería dar lugar a un perfil asimétrico de riesgo-rentabilidad (colchón en los mercados a la baja), junto con un perfil de volatilidad más bajo y una rentabilidad superior en comparación con el mercado de renta variable.

Kissner se centra principalmente en empresas con una alta calidad para asegurar la sostenibilidad de los flujos de caja y dividendos libres. Están invirtiendo en empresas con una rentabilidad por dividendo aceptable combinado con tasas de crecimiento de dividendos superiores a la media en sectores más cíclicos y en empresas con una rentabilidad por dividendo superior a la media con modelos de negocio sólidos en sectores más defensivos. El primer paso es la selección del universo de inversión y, en esta fase, utilizan los siguientes criterios cuantitativos dentro de su modelo multifactorial propio: rentabilidad por dividendo, ratio de pay-out y crecimiento de dividendos.

Este enfoque de factores múltiples se basa en los siguientes supuestos: los dividendos deben ser cubiertos con seguridad por las ganancias. Por lo tanto, la ratio de pay-out debería ser inferior al 50% (para las empresas más cíclicas) e inferior al 70% (para las compañías de los sectores más defensivos) para mantener un colchón de seguridad. Una ratio muy alta conllevaría el riesgo de un recorte de dividendos incluso en una recesión económica leve. Por ello, excluyen las empresas con una elevada ratio de pay-out.

En los últimos años, los gestores de fondos del grupo Global Equity Income, se han vuelto cada vez más creativos en la selección de valores y, a veces, han añadido compañías sin apenas dividendos a sus carteras, con el fin de participar en la recuperación del crecimiento dominante. Continúan con su estrategia y posicionamiento a pesar de este entorno de mercado. Después de más de 10 años de un mercado alcista, con un claro enfoque en los objetivos de inversión (perfil asimétrico riesgo-rentabilidad, rentabilidad ajustada al riesgo, amortiguación en los mercados a la baja, y una retribución atractiva), no aumentarán el riesgo en la cartera para mantener la promesa de rentabilidad a los inversores.

Profesionales
Empresas

Lo más leído