DWS estrena un fondo de fondos de retorno absoluto


La rama española de la gestora DWS Investments acaba de registrar en la CNMV el fondo DB Evolution One, un fondo de fondos de retorno absoluto que pretende batir la rentabilidad del Eonia a un mes más 200 puntos básicos, manteniendo un nivel de volatilidad anual máxima del 10%. Para logarlo, el plazo indicativo de la inversión es de tres años y la inversión mínima inicial, de 6,01 euros.

Así, el fondo invertirá entre un 50% y un 100% del patrimonio en otras instituciones de inversión colectiva financieras que sean activo apto, armonizadas o no, pertenecientes o no al grupo de la gestora. La parte del patrimonio no invertido en otros fondos se invertirá de forma directa en activos de renta variable y renta fija pública y privada (incluyendo depósitos a la vista o con vencimiento inferior a un año en entidades de crédito de la UE o que cumplan la normativa específica de solvencia, e instrumentos del mercado monetario no cotizados que sean líquidos).

Según indica el folleto, el fondo invertirá en condiciones normales de mercado, de forma directa e indirectamente a través de IIC, entre el 30% y el 75% de su cartera en renta variable, pudiendo reducirse este porcentaje si la situación así lo aconseja. Las empresas con mediana y alta capitalización tendrán prioridad a la hora de invertir en bolsa, aunque no se descartan las posiciones minoritarias en compañías de baja capitalización.

En cuanto a la inversión en renta fija tanto de forma directa como indirecta, no existe predeterminación respecto a su duración media y tampoco rating mínimo para los emisores. En cuanto al ámbito geográfico, tanto la inversión en bolsa como en deuda se dirigirá a mercados y emisores de los países de la OCDE, incluyendo países emergentes y la exposición a riesgo divisa podrá oscilar entre un 0% y un 100% del patrimonio.

Lo más leído