Tags: Latam |

DWS: “El crédito emergente es por fin una clase de activo en sí misma”


El atractivo de la renta fija corporativa emergente ha ido incrementando sustancialmente durante la última década. La capitalización del mercado de crédito emergente exterior ha crecido hasta rozar los 860.000 millones de dólares.

En general, los productos de mercados emergentes han pasado de ser nicho de mercado, a tener una presencia importante. “Recientemente hemos visto una tendencia de cambio de bonos EM soberanos a bonos EM corporativos”, comenta Maruf. “ Los inversores extranjeros de Europa y Estados Unidos están mirando más el CEMBI (Corporate Emerging Market Bond Index) que el EMBI (Emerging Markets Bond Index). Esto se debe a que las compañías con ahora más transparentes, globales y tienen mayor interacción con las empresas de los mercados desarrollados”, añade.

Los mercados emergentes han sido el principal motor del crecimiento mundial y seguirá siendo su combustible también este año. Las compañías han pasado a ser jugadores a nivel global en varias industrias, y tras haber sido conocidas tan solo en los mercados locales o como proveedores de bajo coste, por fin “son reconocidas globalmente”.

DWS cuenta con un equipo de más de 60 especialistas en renta fija corporativa emergente que cubre más de 1.200 emisores. Su red global incluye equipos de inversión en India, Taiwan, Singapur y Rusia.

Su modelo “único” integrado estudia la “foto completa” a través del análisis combinado de sus especialistas en crédito, en macro y bonos soberanos, que les proporcionan las perspectivas económicas y el marco regulatorio, beneficiándose de los equipos de renta variable en lo que se refiere a entresijos y gestión de las compañías, y los expertos en divisa y sus recomendaciones a corto y largo plazo. Aunque en la selección es bottom up, parte de un análisis macroeconómico. “Durante nuestra selección, buscamos compañías que se puedan beneficiar del entorno macro de cada momento”.

De cara al 2012, Maruf cree que hemos aprendido lecciones del pasado. “Existen interconexiones en el sistema, ese es problema. Aunque Grecia no va a ser el dominó este año. El mercado ya no reacciona tan bruscamente a las noticias negativas provenientes de Europa. Ha habido tiempo para prepararse, aunque esto tampoco significa que esté todo recogido en precio”, comenta el gestor. “Las autoridades han entendido que tienen que dar confianza al mercado”. 

“Los países emergentes no están desconectados, pero son cada vez más independientes, lo que hace que el impacto sea menor”.

Según el experto, este riesgo aún existente Europa combinado con retornos muy bajos, llevarán a que se incrementen los flujos hacia los mercados emergentes.

Sus apuestas principales por países de cara al 2012 están encabezadas por Brasil, Colombia y Rusia.

“Nos sentimos cómodos con aquellas compañías que se benefician del precio de las materias primas, aunque existe un punto de inflexión  donde los precios altos afectan negativamente a todo el mundo”.

“En general estamos positivos con el sector financiero. Los ratios de capital de los bancos de países emergentes son más positivos que los de los países desarrollados. En concreto, apostamos por los bancos brasileños top tier, pues creemos están mejor capitalizados. Actualmente, los bancos indios están fuera de nuestra cartera”.

“La diferenciación y la selección del emisor serán muy importantes este año”, añade.

Lo más leído