Duraciones cortas: una manera atractiva de invertir en deuda de mercados emergentes


TRIBUNA de Rafael Ximénez de Embún, Managing Director Muzinich para Iberia y Latam. Comentario patrocinado por Muzinich.

Hace cinco años que en Muzinich lanzamos nuestra primera estrategia en deuda corporativa de mercados emergentes. Este paso supuso un hito en la historia de la compañía, cuyo recorrido -de 25 años por aquel entonces- todavía no había explorado estrategias para dar acceso a nuestros clientes a una clase de activo que ha resultado bastante interesante.

En mercados emergentes los escenarios cambian mucho más rápido de lo que pueda parecer, y de esta forma, creemos que la capacidad y la flexibilidad de nuestra estrategia de deuda corporativa emergente de corta duración ha sido clave para poder responder a las necesidades de los inversores, manteniendo un adecuado control del riesgo; este aspecto cobra una mayor importancia cuando se trata de invertir en mercados emergentes.

Durante estos cinco años, en Muzinich hemos pasado de una asignación virtualmente inexistente a gestionar ya más de 5.000 millones de euros invertidos en mercados emergentes a través de distintas estrategias. Al mismo tiempo, el equipo dedicado a explorar las oportunidades en estas regiones ha aumentado y ya disponemos de trece personas dedicadas exclusivamente a este tipo de activo, lo que refleja la fuerte convicción que tenemos en la deuda corporativa emergente en divisa fuerte.

El lanzamiento en 2013 de nuestra primera estrategia en emergentes supuso una firme apuesta por demostrar nuestra capacidad para encontrar valor añadido en la deuda corporativa de corta duración en los mercados emergentes, especialmente los asiáticos, que es la región con más presencia en nuestras estrategias dedicadas a esta clase de activo. De hecho, desde entonces hemos completado la gama con una nueva estrategia que invierte en deuda de mayor duración y con otras dos estrategias especializadas en crédito asiático.

La consolidación de nuestra estrategia de emergentes de corta duración, que hoy en día se considera una clase de activos en sí misma, nos permite estar en una posición privilegiada para aprovechar lo que creemos que es una interesante oportunidad de inversión que se va a presentar a nivel global durante los próximos años: el aumento de la presencia de China en el escenario de la inversión internacional. Además, consideramos que estos cinco años de experiencia adquieren mucho más valor cuando se tiene en cuenta que la inversión en esta clase de activo debe enfocarse más como una maratón que como un sprint: hay que ser pacientes y consolidar todo lo que se avanza para no ahogarse en fases futuras de la estrategia.

Esta es una de las claves por las que empezamos invirtiendo en duraciones cortas. Desde hace muchos años nos hemos posicionado como una de las principales referencias internacionales para este tipo de inversiones, al lanzar nuestra primera estrategia que invierte en deuda corporativa de corta duración hace ya más de 15 años, y hace más de 8 años nuestra estrategia de deuda corporativa High Yield a corto plazo de EE. UU. El lanzamiento de una estrategia similar en los mercados emergentes se convirtió prácticamente en una extensión natural de ese enfoque, al mismo tiempo que se mantenía el propósito de Muzinich de desarrollar estrategias de riesgo reducido destinadas a preservar el capital de los inversores.

La inversión en deuda con duraciones cortas puede representar también una manera más fácil de acceder a este mercado para los inversores con mayor aversión al riesgo, ya que a nuestro juicio, permite evitar la volatilidad de los segmentos con mayor beta del mercado. A su vez, es importante destacar que este tipo de deuda tiene menor riesgo de diferencial de crédito, un hecho a tener muy en cuenta en un escenario de subida de tipos de interés.

Finalmente, en el contexto actual, consideramos que otro de los beneficios de la inversión en esta clase de activo se encuentra en que las curvas de tipos están bastante planas; esto significa que el desplazarse desde una duración de dos/tres años a otra de siete/diez años conlleva tan solo un pequeño aumento de la rentabilidad que, en nuestra opinión, no compensa por el incremento del riesgo asumido con este movimiento. Por ello, las estrategias de duración corta son nuestra preferencia en el entorno actual.

Important information

This document has been produced for information purposes only and is not intended to constitute an offering, advice or recommendation to purchase any securities or other financial instruments. The investment strategies and themes discussed herein may not be suitable for investors depending on their specific investment objectives and financial situation. Investors should conduct their own analysis and consult with their own legal, accounting, tax and other advisers in order to independently assess the merits of an investment. The views and opinions expressed should not be construed as an offer to buy or sell or invitation to engage in any investment activity, they are for information purposes only, are as of the date of publication and are subject to change without reference or notification. Certain information contained in this document constitutes “forward-looking statements,” which can be identified by the use of forward-looking terminology such as “may,” “will,” “should,” “expect,” “can,” “anticipate,” “project,” “estimate,” “intend,” “continue,” or “believe,” or the negatives thereof or other variations thereon or comparable terminology. Due to various risks and uncertainties, actual events, results or the actual performance of the securities, investments or strategies discussed may differ materially from those reflected or contemplated in such forward-looking statements. Nothing contained in this document may be relied upon as a guarantee, promise, assurance or a representation as to the future. Past results do not guarantee future performance. The value of investments and the income from them may fall as well as rise and is not guaranteed and investors may not get back the full amount invested. Diversification does not assure a profit or protect against loss. Changes in the rate of exchange of a currency may affect the value, price or income of an investment adversely.  All information contained herein is only as current as of the date indicated, and may be superseded by subsequent market events or for other reasons. Nothing contained herein is intended to constitute investment, legal, tax or other advice nor is it to be relied on in making an investment or other decision. Opinions and statements of financial market trends that are based on market conditions constitute our judgment and are subject to change without notice. Historic market trends are not reliable indicators of actual future market behavior. Certain information contained herein is based on data obtained from third parties and, although believed to be reliable, has not been independently verified by anyone at or affiliated with Muzinich & Co.; its accuracy or completeness cannot be guaranteed. No part of this material may be reproduced in any form or referred to in any other publication without express written permission from Muzinich & Co. Issued in Europe by Muzinich & Co. Limited, which is authorised and regulated by the Financial Conduct Authority FRN: 192261. Registered in England and Wales No. 3852444. Registered address: 8 Hanover Street, London W1S 1YQ.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído