“Dudo de que la Fed mantenga los tipos al 0% hasta finales de 2014, tal y como prometió”


Anthony Doyle, gestor de renta fija de M&G Investments , tiene claro que la laxa política monetaria que está llevando a cabo la Reserva Federal estadounidense tiene fecha de caducidad. En enero, el Comité Federal de Mercado Abierto indicó que los tipos de interés se mantendrían en niveles excepcionalmente bajos durante al menos dos años. “Aunque el mercado se lo ha tomado como una garantía, yo no estoy tan seguro de eso”, asegura el gestor. “Y es que, no me extrañaría en absoluto ver cómo la autoridad monetaria americana eleva las tasas antes de finales de 2014”, asevera. 

 

Dos son los factores que, según apunta en un artículo publicado en la página web de la gestora británica, hacen pensar en un incumplimiento por parte de la Fed de su compromiso. “En primer lugar, los bancos centrales son, al igual que el resto de actores, unos terribles pronosticadores de las variables económicas”, indica. De este modo, si empezamos a asistir a una significativa recuperación de la economía estadounidense (de lo cuál ya hay algunas evidencias) y las expectativas de inflación comienzan a repuntar, el dilema al que se enfrentará la autoridad monetaria será importante, señala el experto. 

 

“¿Será Bernanke capaz de elevar los tipos de interés para dar una señal creíble de control de la inflación o mantendrá las tasas de interés a fin de apoyar la economía real?”, se pregunta Doyle. De no actuar en un entorno de mayor inflación, el mercado tendría la prueba más clara de que la crisis financiera ha provocado un replanteamiento en los objetivos de la política monetaria, afirma. Por ahora, la meta de inflación de la Fed está en el 2%. Pero podría ser errónea. No sería el primer banco central que se equivocase. “A lo largo de los últimos dos años el Banco de Inglaterra ha venido pronosticando una inflación más baja y una y otra vez se ha equivocado, lo cuál resulta muy preocupante”, comenta Doyle.

 

Lo más leído