Tags: Renta Variable |

Dos fórmulas para que el inversor dinámico en renta variable bata a la inflación en periodos superiores a 15 años


Es bien sabido que, para invertir en renta variable, el tiempo es un aliado. La rentabilidad a largo plazo de una cartera de renta variable ha compensado históricamente el riesgo asumido en periodos suficientemente amplios. Poniendo en práctica la teoría, las rentabilidades acumuladas desde 1998 en periodos de 15 años y en términos anualizados de tres índices representativos a nivel geográfico (S&P 500 para Estados Unidos, Euro Stoxx 600 para Europa y MSCI Emerging Markets para los países emergentes) batieron de forma sostenida a la inflación. No obstante, “es posible encontrar algunos periodos en los que, después de 15 años de inversión, el inversor recuperaría una rentabilidad inferior a la inflación o, incluso, negativa”, advierte Welzia Management.

La boutique española pone de manifiesto en su último informe mensual para inversores como este hecho supone menos de un 10% de los casos en la renta variable emergente, menos del 5% de los casos en las acciones europeas y como no se ha producido nunca en el caso de EE.UU., el parqué más competitivo y el índice mejor compuesto del mundo para el consenso de los analistas y gestores de inversión.

Así, señala el equipo de Welzia, liderado por José Manuel Marín, “la historia ha demostrado que los entornos son cambiantes y que las políticas de inversión que mejor se adaptan a cada nuevo entorno son las que mejores resultados demuestran a lo largo del tiempo”. Pero, llegados a este punto, ¿qué tipo de compañías o estrategias de inversión ha de mantener el gestor de un fondo para un largo periodo de tiempo cuando de un inversor dinámico se trata?

La gestora española propone dos fórmulas al respecto. Por un lado, agregar dos estrategias de selección de empresas (quality y value) con un tercer factor de inversión (momentum). “Esta estrategia permite situarse en empresas de calidad y atractivas por su valoración que se encuentran inmersas en una tendencia alcista, mejorando los resultados tanto en mercados alcistas como en bajistas”, justifica.

La segunda de las fórmulas pasa por invertir en megatendencias, es decir, “fuerzas o factores con un impacto significativo y duradero en el entorno empresarial, la sociedad, la cultura, las economías y los individuos”, define Welzia. En este mundo en continua transformación, la boutique está tomando posiciones en megatendencias como la tecnología de la información, la gestión de residuos, los intermediarios financieros, la robótica o la digitalización. Algunas de las compañías seleccionadas dentro de estas temáticas son Netflix o Facebook en tecnologías de la información, Waste Management o Waste Connections en gestión de residuos o Nasdaq o Visa en intermediación financiera. Es en su fondo Welzia Dinámico 20 donde la gestora española combina la inversión en estas megatendencias con empresas seleccionadas por los factores quality, value y momentum.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído