Dos de cada tres inversores creen que el final de la crisis no será antes de dos años


La crisis económica sigue preocupando especialmente a los inversores españoles y, según la encuesta trimestral de JPMorgan AM, el índice de confianza de los inversores se encuentra a niveles de finales de 2008. Además, dos de cada tres inversores creen que la salida de la crisis no se producirá en al menos dos años. El indicador ha encadenado cuatro trimestres consecutivos en negativo, situándose en -1,41 puntos, entre octubre y diciembre, de acuerdo con los resultados de la encuesta que elabora trimestralmente JPMorgan Asset Management.

La caída del índice respecto al trimestre anterior (-0,35 puntos), se explica por el incremento del número de inversores que creen “muy probable” que los mercados bursátiles bajen en los próximos seis meses, a la vez que disminuyen los que prevén subidas en ese periodo.

Los fondos de inversión y acciones ganan posiciones, mientras planes de pensiones retroceden

Los inversores siguen siendo escépticos con respecto al final de la crisis. Tres años después del estallido de la burbuja del crédito, el 87% de los inversores estima que la recuperación todavía tardará en producirse al menos 18 meses, con una amplia mayoría de encuestados (66% del total) que teme que este periodo será superior incluso a los dos años.

Este sentimiento negativo sobre los mercados se refleja en la forma de invertir de los españoles, ya que casi un 92% de los encuestados reconoce tener un depósito, cuenta o libreta de ahorro, que proporcionan un tipo de interés fijo. En cualquier caso, también es significativo el incremento del porcentaje de inversores que declaran tener fondos de inversión y acciones, hasta niveles máximos en alrededor de tres años: el 7,1% de los inversores poseen fondos de inversión, un nivel no visto desde comienzos del año 2008, mientras que el porcentaje de los que poseen acciones sube del 3,9% hasta el 6,1%, el más alto desde 2007. En cuanto a los mercados, los inversores siguen afirmando que los europeos serán los que mejor se comporten en los próximos seis meses, y el mercado estadounidense se ve desplazado en esta ocasión al tercer lugar en las preferencias, superado por los asiáticos.

Por otro lado, el descenso más acusado se produce una vez más en los planes de pensiones. La crisis y las dificultades para ahorrar explican el retroceso de la inversión a largo plazo preferida de los españoles. El 20% de ellos asegura tener un plan de pensión, el nivel más bajo en ocho trimestres.

Intenciones de inversión para los próximos seis meses

La encuesta elaborada por J. P. Morgan AM y GFK Emer dedica también un apartado a recoger las intenciones de los inversores para los próximos seis meses. Lo más destacado es que cae por segunda vez el porcentaje de encuestados que esperan tener un depósito o cuenta de ahorro, en línea con la tendencia iniciada en el periodo anterior de que este tipo de inversión podría haber tocado techo en el segundo y tercer trimestre de 2010, probablemente por el aumento de la intención de inversión en renta variable y en fondos de inversión.

También se consolida la tendencia de crecimiento experimentada por la renta fija, con más inversores buscando la seguridad y rentabilidad de este tipo de inversión. Asimismo cabe destacar la tendencia observada en los dos últimos trimestres donde un elevado porcentaje de los encuestados no invertirá en productos financieros.

 

Empresas

Lo más leído