Dos apuestas de retorno absoluto de Aviva Investors para 2011


Para 2011, Aviva Investors apuesta por el potencial de dos de sus fondos de retorno absoluto, cuya oferta conjunta supone alrededor de un tercio de sus activos bajo gestión. Se trata del Absolute T250 Bond Fund, la versión UCTIS de uno de sus hedge funds de renta fija soberana lanzado a mediados de 2009 y gestionada por el equipo de retorno absoluto en este tipo de activo, liderado por Shahid Ikram, jefe de inversiones adjunto. Bajo su responsabilidad están las estrategias de renta fija macro y de valor relativo en deuda pública, en forma de hedge funds offshore, que en total suponen 1.200 millones de dólares en estrategias de retorno absoluto con deuda soberana. La otra apuesta es el fondo Index Opportunities, un fondo de arbitraje de índices de renta variable que se posiciona largo en nombres que van a entrar en los índices y corto en aquellos que se disponen a salir, mediante un modelo cuantitativo.

Para lograr el objetivo de retorno del fondo Absolute T250 Bond, del euríbor a tres meses más 250 puntos básicos, el fondo identifica tendencias que permitan explotar las sobrerreacciones o dislocaciones de los mercados, con una gestión disciplinada de los riesgos que permite limitar la volatilidad. Todo ello, con fuentes de retorno diversificadas, a través de una estrategia temática, según explica Raphaelle Moysan, client portfolio manager del equipo de retorno absoluto en deuda pública. “Sabemos que otros bonos ofrecen más rentabilidad, pero este fondo está dirigido a clientes institucionales que buscan vehículos reales de retorno absoluto y seguros dentro del universo de renta fija”, comenta, indicando que ya cuenta con un tamaño de 241 millones de dólares que pretenden doblar.

Su proceso de inversión utiliza una serie de temas de valor relativo y estrategias macro o direccionales: estas últimas captan el 85% de las operaciones del fondo y el otro 15% está centrado en explotar las oportunidades de arbitraje. Las estrategias de valor relativo, según Moysan, ofrecieron escasas oportunidades en los tres últimos meses de 2010 debido a la falta de liquidez, así que se posicionaron de forma más direccional de lo normal. Sin emgargo, a principios de 2011 la situación se dio la vuelta, gracias a un mayor número de emisiones que mejoró la liquidez, dejando más espacio para las estrategias de valor relativo.

Sobre la situación macro, considera que “existe un ciclo macroeconómico dentro del cual hay un ciclo micro, es decir, dos ciclos enfrentados de fundamenales económicos negativos frente a una abundante liquidez promovida por los bancos centrales”, comenta la experta. Así, actualmente la situación cortoplacista favorece a los activos de mayor riesgo, como crédito con grado de inversión, high yield, de mercados emergentes en monedad local o vinculados a la inflación, pero a largo plazo la situación es más compleja, y está marcada por un ciclo deflacionista. “Cuando la música pare y vuelvan los problemas a Europa la volatilidad se disparará; por eso estamos largos en este activo”, añade Moyson.

En total, selecciona cinco temas que juega a través de diversas posiciones. Los dos primeros son más tácticos y consisten en que el final corto de la curva se apreciará para reflejar unas presiones inflacionistas a corto plazo que podrían dar lugar a subidas de tipos (para lo cual compran put sobre spreads en tipos cortos de la libra y del euro) y en un trading activo alrededor de la oferta de bonos soberanos, con posiciones en swaps. En tercer lugar, y ya de forma más estructural, apuestan por un tema de default, sin jugar el riesgo a bancarrota pero sí el ensanchamiento de los spreads, comprando protección de crédito en algunos bonos públicos como los de Suecia o Finlandia, ante el riesgo de contagio. En cuarto lugar, creen que la parte final larga de la curva caerá, pues se posicionan ante un escenario similar al de Japón, en la medida en que las presiones de inflación son sólo cortoplacistas, y en quinto, con un sesgo largo en volatilidad. En el último año el fondo ha dado retornos del 7%, eso sí, limitando las caídas en los meses negativos. Por eso cuenta con buenas perspectivas para 2011.

Por su parte, el fondo Index Opportunities, lanzado en abril del año pasado, forma parte de la estrategia de retorno absoluto cuantitativa de renta variable de Aviva Investors y está centrado en aprovechar las ineficiencias de precio generadas por el rebalanceo de los índices bursátiles mediante estrategias de arbitraje y con posiciones de mercado neutral, pues cada posición en cartera se cubre sistemáticamente con futuros, ETF o una cesta de valores. Así, se ubica largo en valores que son añadidos a los índices y corto en los que son expulsados. Para las próximas semanas, esperan el rebalanceo de los índices Topix y el FTSE Xinhua. La correlación con otras clases de activos es cercana a cero, y la volatilidad, la mitad que la de otros gestores que tratan de replicar índices, de entorno al 2,6%.

Según explica el client portfolio manager del fondo, Jerome Nunan, “existe un gran interés en esta estrategia porque en el entorno actual ofrece numerosas oportunidades”. El fondo se centra en un universo de entre 20 y 25 índices internacionales, pero el equipo va monitorizando las oportunidades para ampliarlo. En los próximos años, cree que podrían estar en Brasil o India. “La estrategia es persistente en el tiempo, es consistente –teniendo en cuenta las salidas y entradas del MSCI World sólo habría estado en negativo en tres años- y ofrece en el actual escenario oportunidaes excepcionales, por las ineficiencias existentes”, comenta Nunan.

El proceso de inversión se compone de varios pasos: la generación de ideas (con anterioridad a la fecha de anuncio de cambios en los índices, analizan potenciales salidas o entradas de valores, para no perder tiempo después), el filtro (cuidando los valores específicos y la liquidez), la construcción del portfolio y su implementación, así como su posterior monitorización. En la última semana han perdido en torno al 1% debido a la espera de la situación de la fusión entre British Airways e Iberia y la firma que sustituirá a una de ellas en el Euro Sotxx 600 y en segundo lugar, porque ante el rebalanceo próximo del FTSE All Shares y el Topix, no se han visto aún volúmenes en el mercado.

 

 

Lo más leído