¿Dónde se encuentran los mejores analistas del mundo?


Europa y Estados Unidos suelen disputarse entre ellos el título de ser las regiones con los analistas más certeros del mundo. Sin embargo, las apariencias engañan, como revela un estudio realizado por AHL, filial de Man. Este trabajo revela que los mejores analistas del mundo se encuentran en Asia… y los más efectivos de todos son los japoneses.

Para llegar a esta conclusión, los expertos de AHL han optado por dividir el mundo en cinco regiones: Asia sin Japón, Japón, Europa, Estados Unidos y Reino Unido. Para calcular la efectividad de los pronósticos, se han medido durante el periodo 2005-2012 los precios objetivos y recomendaciones (compra o venta) de los analistas y los retornos generados por sus decisiones durante los siguientes 100 días (datos obtenidos de Reuters). Los índices elegidos para realizar las comparaciones han sido los MSCI correspondientes con cada región.

Los resultados no pueden ser más clarividentes: Asia gana por goleada tanto en la rentabilidad de las decisiones de compra como las de venta, con una rentabilidad media del 4% frente a Estados Unidos, Europa y Reino Unido, donde los retornos generados durante los 60 días siguientes a emitir una nueva recomendación se encuentran en torno al 1%. Los analistas nipones se merecen una mención aparte: el estudio refleja que acumularon un retorno del 2,5% en el periodo 2005-2008 y esta rentabilidad se incrementó hasta el 4,3% en el periodo 2009-2012.

Las compras, más rentables que las ventas

Una de las conclusiones de los autores de este estudio de la filial de Man es que las recomendaciones de compra que emiten los analistas son un instrumento para añadir valor en todas las regiones. En los mercados occidentales el retorno generado es del 1% después de los primeros 60 días y del 1,5% después de los primeros 100 días.

En cambio, en el caso nipón, la mayor parte de los retornos se generan en los primeros cinco días posteriores a la emisión de una recomendación. “Hay razones para pensar que los analistas japoneses actúan como canales de comunicación para las compañías y el mercado reacciona en consecuencia”, señalan desde AHL.

Sin embargo, la parte más destacada se la lleva Asia sin Japón, a la que identifican como la región cuyos analistas añaden más valor, puesto que los retornos generados después de emitir una recomendación de compra alcanzan el 4% después de pasados 100 días. Si se tiene en cuenta que el coste de realizar operaciones de mercado en los mercados asiáticos es superior, los retornos medios después de transacciones se encontrarían por encima del 3,5% después de 90 días.

Otra de las conclusiones respecto a la observación de los efectos de emitir recomendaciones de compra o de venta es que estas tienen distintas propiedades, pues de media los consejos de compra tienen un comportamiento significativamente superior. Los expertos dan tres posibles explicaciones: una, que haya mayor demanda de recomendaciones de compra debido a que muchos de los gestores que siguen estas informaciones son long-only. Otra, que las compañías pasen más tiempo con los analistas que manejen previsiones positivas. Y, la tercera, que el riesgo de caída al equivocarse con el pronóstico es más limitado en las recomendaciones de compra que en las de venta. La excepción vuelve a ser Japón, donde detectan que las recomendaciones de venta son rentables, mientras que en Asia sin Japón son “marginalmente rentables”.

¿Por qué son mejores?

El estudio trata de dar respuesta a por qué los analistas asiáticos aciertan más con sus previsiones. La posible presencia de ineficiencias en estos mercados no es una explicación del todo plausible, pues los autores de este trabajo comparan los resultados logrados por analistas asiáticos de países desarrollados frente a los de países emergentes y los resultados en los 60 días posteriores son similares en ambos grupos.

En cambio, si puede explicar el mayor valor añadido el hecho de que los analistas asiáticos (sin incluir Japón) suelen seguir menos valores, por lo que pueden profundizar más en sus análisis. Sin embargo, esta explicación no funciona con Japón.

Otra de las teorías, que en este caso si funciona, es que las recomendaciones de analistas japoneses están muy influenciadas por la información que obtienen de los equipos de gestión de las compañías. “El management dará a los analistas tanto buenas como malas noticias, y el mercado trata la información de los analistas como información de las compañías”, se concluye en el informe. En añadidura, los analistas nipones suelen tener mayor experiencia que la media de la industria… algo que también se detecta en Estados Unidos.

Finalmente, la cuarta razón para afirmar que los analistas asiáticos son mejores es que son los únicos en sacar rentabilidad de las recomendaciones de venta.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído