Tags: Renta Fija |

¿Dónde encontrar yield en renta fija? Aquí van algunas opciones


Los gestores de renta fija llevan tiempo empleándose a fondo para lograr rentabilidades en un contexto de mercado muy complicado, y lo tendrán que seguir haciendo durante un tiempo más. Varios gestores cuentan dónde se puede encontrar rendimiento en el momento actual en un desayuno organizado por FundsPeople y patrocinado por Invesco. Adelantamos que las opciones no son pocas: deuda emergente, de frontier markets, bonos ligados a la inflación, deuda subordinada… Pero la situación invita a la prudencia.

José Yraola, responsable del Equipo de Multiactivos en BBVA AM, explica que a la hora de invertir separan la visión a medio y largo plazo de la más táctica. En el primer caso considera que sí hay oportunidades. “A raíz de esta crisis global, estamos asitiendo a cambios estructurales de mucho calado, por ejemplo en política fiscal o política monetaria y que pueden tener una influencia muy notable en el comportamiento de los activos a largo plazo. Hace varias semanas pensábamos que había valor en activos como la deuda emergente corporativa o en bonos ligados a inflación, en los próximos días vamos a hacer una revisión estratégica para determinar el alcance de todos los cambios que estamos experimentando. Desde un punto de vista táctico, “cualquier opinión es una visión a corto plazo que podría cambiar en función de las condiciones de riesgo, por lo que no es momento de hacer grandes apuestas hasta que dispongamos de más visibilidad".

Susana Sánchez, directora de Renta Fija y Garantizados de Bankia AM, destaca que hay activos en los que encuentran valor que son más ilíquidos, más alternativos, y que hay que valorar y analizar de otra manera. “Son activos que se van a quedar durante más tiempo en la cartera, por lo que hay que hacer un análisis exhaustivo, pero hay oportunidades de rentabilidad”. Cree que puede ser atractiva la deuda subordinada bancaria: “Son activos que no son tan líquidos, que requieren un análisis, un control y una valoración mucho más específica. En cualquier caso, sí que vemos que podemos encontrar un nicho de rentabilidad que el mercado, por no tomarse la molestia de valorarlo adecuadamente o por no tratarse de activos tan líquidos, no entra en ellos”.

Dentro del crédito, Francisco Simón, cogestor de la gama de fondos Mi Fondo Santander de Santander AM, se muestra positivo en la parte de investment grade en Europa: “El entorno negativo de tipos de interés hace que los diferenciales, aunque parezcan muy bajos, sean atractivos. También estamos positivos en la parte de high yield, pero en este caso somos conscientes de que al estar en la fase más final del ciclo podríamos tener alguna sorpresa, con lo que estaríamos muy atentos a la evolución relativa de los bonos más arriesgados respecto a los más conservadores”. En concreto, afirma que, de momento, estarían más situados en la parte de BB, “donde tienes un carry interesante y el perfil de rentabilidad riesgo no es tan asimétrico como en los CCC”. Además, coincide en que ve valor en la deuda emergente y en la deuda subordinada.

Estas son algunas de las opciones de los gestores en renta fija. Pero no hay que perder de vista un detalle. No es lo mismo gestionar un fondo puro de renta fija que uno mixto. El matiz lo pone sobre la mesa Ignacio Chacón, gestor de Carteras Multiactivo de Fonditel: “En los productos que no son dedicados como, por ejemplo, los productos mixtos, no estar es una opción. Cuando tienes que estar por obligación tienes que buscar ese yield, tienes que bajar la escalera de rating hacia abajo y conformarte con un mayor riesgo, con unos mayores sesgos que vas a asumir por tener ese yield. Pero va a llegar un momento en el que a lo mejor no va a compensar”. Si este es el caso, el de que no haya más alternativa que invertir en renta fija, destaca dos opciones. Una de ellas, para plazos cortos (entre 1,5 y 2 años), son las carteras a vencimiento de frontier markets, “que son emergentes más pequeños, con poca liquidez pero también con menos tasa de default”. Y la otra, la renta fija relativa, que es el carry trader divisa, “con la que se tiene que asumir que se corre el riesgo de ser parecido al equity en ciertos momentos de mercado”.  

Carmen Lumbreras, directora de Renta Fija de CaixaBank AM, coincide en destacar muchos de los activos ya mencionados. No obstante, afirma que “habrá momentos en que habrá que tener bunds en cartera, pese a la TIR que tienen, un tipo de deuda que aparentemente no es superatractiva pero con la que hay que contar. Hay que ser flexibles y muchas veces hay que tener la renta fija por razones diversificadoras del riesgo”.

En Invesco, Matthew Tagliani, managing director-head of Product & Sales Strategy de la gestora, cuenta que en las preguntas que le realizan los clientes han detectado tres tendencias. Una de ellas es que cada vez piden más divisa, ya sea renta fija, renta variable o fondos gestionados a la divisa del cliente. Otra, que también tienen preferencia por la corta duración, aunque quizá algo menos que el año pasado. Y en tercer lugar, cada vez hay más demanda de productos de China “porque los tipos no están muy por encima de lo que te puede ofrecer EE.UU., pero no lo ven como una decisión por un tema de valoración, sino porque perciben que ese mercado cada vez se abre más, hay más demanda”.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído