Dónde encontrar valor ahora en renta fija


TRIBUNA de Germán García Mellado, Gestor de Merchrenta Luxemburgo (Merchbanc)

La futura retirada de estímulos monetarios por parte del Banco Central Europeo debe ser un elemento fundamental a tener en cuenta en la valoración de los activos de renta fija. El balance de la autoridad monetaria europea se ha duplicado en los tres últimos años hasta situarse por encima de los 4.2 billones de euros (casi un 40% de la riqueza generada por la Eurozona en un año). Dicho crecimiento se ha realizado mediante los programas de compra de titulizaciones de activos, cédulas hipotecarias, bonos de gobierno y deuda corporativa de empresas.

El Quantitative Easing del BCE está generando distorsiones en determinadas emisiones de renta fija, por lo que la retirada de estímulos normalizará el binomio rentabilidad/riesgo de muchos activos. Debemos prepararnos para que en un futuro cercano deje de actuar esa importante demanda de bonos que ha ayudado a rebajar los costes de financiación de los estados y de las empresas en la zona euro.

La recuperación económica en la Eurozona justifica una subida de tipos para el próximo año,  una vez que han desaparecido los riesgos deflacionistas que originaron gran parte de los estímulos monetarios realizados. En los próximos meses, los activos considerados más seguros (deuda pública, deuda de empresas con grado de inversión o cédulas hipotecarias) pueden ser los que mayores correcciones tengan, en especial en las emisiones con vencimiento más largo.

Sin embargo, otra tipología de bonos puede verse beneficiada por ese entorno de tipos más altos, como pueden ser las emisiones de renta fija que ofrezcan un diferencial o spread de crédito más elevado: deuda de entidades financieras en formato subordinado, deuda híbrida corporativa de grandes compañías o deuda high yield. Eso sí, en todos los casos hay que ser muy selectivos con los emisores donde invertir. Es necesario realizar un profundo análisis de los fundamentales de las compañías a las que se presta el dinero.

Otro activo recomendable en perfiles más conservadores son los bonos con cupones variables referenciados al mercado interbancario (Euribor 3 meses), que se beneficiarán de unos tipos de interés más elevados con un incremento de los cupones en el futuro.

En este contexto, después de casi una década de políticas monetarias expansivas, se avecinan tiempos difíciles para determinados activos de deuda, por lo que conviene dotar de un carácter flexible y dinámico a las carteras de renta fija con el objetivo de obtener retornos atractivos para los inversores conservadores.

Empresas

Noticias relacionadas