Diversificación y rentas altas, la apuesta en renta fija de HSBC


Análisis de Paula Mercado, directora de Análisis de Vdos.

En la etapa de tipos de interés súper reducidos en que nos encontramos, la aplicación de un enfoque diferente a la inversión en renta fija puede suponer la diferencia. Es posible obtener una mayor rentabilidad a partir de elevadas rentas periódicas de los cupones abonados por las emisiones incluidas en cartera. Un alto grado de diversificación a la cartera permitirá, además, compensar periodos de debilidad y fortaleza en los diferentes tipo de activo. Básicamente este es el concepto detrás del fondo HSBC GIF GLOBAL HIGH INCOME BOND, que en su clase AC se anota una revalorización en el año de 9,04 por ciento, a pesar de las considerables caídas del mercado durante agosto.

La filosofía de inversión del fondo de HSBC Global AM es identificar y beneficiarse de las ineficiencias que el mercado de bonos corporativos de elevado rendimiento presenta, combinando un análisis fundamental bottom-up con un proceso de inversión top-down riguroso pero flexible. Su cartera incluye una selección altamente diversificada de bonos de todo el mundo, que ofrecen rentas periódicas elevadas y están denominados en diferentes divisas. Puede incluir emisiones con grado de inversión, high yield e instrumentos de deuda asiáticos y de mercados emergentes. La inversión en valores hipotecarios y titulizaciones se limitan a un máximo del 20 por ciento de los activos netos del fondo.

El equipo gestor del fondo se organiza alrededor de equipos de crédito locales, que llevan a cabo un intenso estudio fundamental de emisores y de la industria, invirtiendo gran parte de su tiempo en estudiar y entender compañías  individualmente, a través de un análisis fundamental y de valoración. Muchos de los riesgos que asume están asociados a esta selección bottom-up de cada valor. El análisis sectorial determina la posición del equipo gestor por sectores y la valoración de activos ayuda a determinar la composición de las subcarteras, la beta del fondo y los distintos pesos entre las diferentes subcarteras que componen el fondo. A 31 de julio, el número de valores en cartera (sin contar efectivo) es de 648, sumando un patrimonio bajo gestión de 1.311 millones de dólares (aproximadamente 1.174 millones de euros).

El fondo se gestiona en cuatro subcarteras: Crédito USD, Crédito EUR, Renta Fija Emergente y ABS, además de una quinta subcartera que gestiona el riesgo conjunto del fondo, su duración, los diferenciales de riesgo y el posicionamiento top-down del fondo en su globalidad. El gestor del fondo, Jerry Samet, se encarga de gestionar la distribución entre las distintas subcarteras, así como la parte de crédito dólar. Jean Olivier Neyrat gestiona la subcartera de crédito EUR, Lisa Chua la de renta fija emergente y Andrew Jackson la de ABS. Jerry Samet  se incorporó a HSBC en 1996 como gestor de renta fija Global y de EEUU, habiendo sido con anterioridad gestor de carteras en Bankers Trust. Tiene un MBA en finanzas por la Universidad de Fordham y una Licenciatura en Económicas e Historia por la Universidad de la Ciudad de Nueva York, Queens College.

El proceso inversor parte de una fase de análisis macroeconómico top-down donde se consideran factores como Producto Interior Bruto, déficit público y desempleo, que se integran en un modelo macro de la gestora. El equipo de divisas y tipos de interés analiza curva de tipos, política de bancos centrales,  estimaciones de evolución de los tipos de interés y oportunidades. Por su parte, el equipo de Deuda Emergente orienta sobre la exposición en divisa local.

El análisis bottom-up, que lleva a cabo el equipo de análisis de crédito, se basa en un análisis fundamental sobre el universo definido como de inversión potencial, en los informes sectoriales y por emisor, emitiendo su recomendación.  El resultado de ambos análisis, calibrados por riesgo, define la composición de la cartera, cuyas fuentes de rendimiento son aproximadamente: Selección de valores (50%) Distribución regional (15%) Distribución por sectores (10%) Crédito (15%) y Duración (10%)

De acuerdo con los últimos datos disponibles, las mayores posiciones de la cartera corresponden a emisiones de HSBC Global Liquidity USD (0,76%) Republica de Colombia (4,3750  12-Jul-21) (0,71%) Israel Electric Corp LTD (5,6250 21-Jun-18) (0,63%) JBS Investments GMBH (7.7500  28-Oct-20) (0,62%) BPCE SA 6,1170 Perp (0,55%). Por país, EEUU (33,2%) Francia (6,90%) Brasil (6,90%) Alemania (4,3%) y Méjico (5,5%) representan los mayores porcentajes en la cartera del fondo.

La evolución histórica por rentabilidad del fondo lo sitúa entre los mejores de su categoría, en el primer quintil, durante 2012, 2014 y 2015. A tres años, registra un dato de volatilidad de 10,78 por ciento y un 12,16 por ciento en el último año. En este último periodo, su Sharpe es de 1,35 y su tracking error, respecto al índice de su categoría, de 5,28 por ciento. La suscripción del fondo requiere una inversión mínima de 5.000 dólares (aproximadamente 4.473 euros) aplicando a sus partícipes una comisión fija de 1,25 por ciento.

La principal sobreponderación está en la subcartera de ABS y la principal infraponderación en la de BBB USD. La exposición a renta fija emergente está algo por debajo del 35 por ciento del índice de referencia. La beta del fondo sigue estando por debajo de 1 y la duración es también inferior a la de su índice de referencia, en anticipación de la subida de tipos en EEUU en el medio plazo. Con respecto a los bonos en dólares, sobrepondera las duraciones cortas. Además, aproximadamente la mitad de la exposición en ABS es en emisiones con cupón variable.

El fondo está muy bien diversificado por emisores. La exposición al sector energético, un 10,20 por ciento inferior a la del índice, está en dólares. En el caso del euro y bonos de mercados emergentes, el fondo infrapondera los valores energéticos en mercados emergentes, mientras que sobrepondera los       productos de calidad en EEUU, con enfoque en valores de bajo coste y entidades bien cubiertas.

El resultado obtenido por HSBC GIF GLOBAL HIGH INCOME BOND muestra el éxito obtenido por el equipo gestor, manteniendo una notable evolución por rentabilidad respecto al resto de fondos de la categoría Renta Fija Internacional Global en el último periodo de tres años, haciéndose merecedor de la calificación cinco estrellas de VDOS.

Profesionales
Empresas

Lo más leído