Digitalización con enfoque humano


TRIBUNA de Cándido Pérez, CEO, Cad It España. Comentario patrocinado por Cad It España.

Vivimos tiempos en los que conceptos como transformación tecnológica o digitalización están adquiriendo una presencia destacada en medios y círculos de debate empresarial. Poner el foco en estos aspectos es algo perfectamente comprensible si tenemos en cuenta que las medidas adoptadas como consecuencia de la emergencia sanitaria provocada por el COVID han generalizado la economía en remoto, potenciando no solo el teletrabajo sino todo tipo de servicios digitales, acentuando de forma repentina e imparable esta tendencia hacia la tan demandada transformación tecnológica. Un camino que, al fin y al cabo, debe afrontar toda institución financiera si quiere mantenerse bien posicionada en un contexto siempre cambiante. Un camino que realmente se inició mucho antes y en el que ahora el COVID nos ha forzado a pisar el acelerador.

Para las instituciones financieras, cuando hablamos de los servicios de inversión que prestan, no quedarse atrás en este nuevo tablero de juego es un reto añadido que asumen e incorporan dentro de sus planes estratégicos de crecimiento. Independientemente del tamaño de la compañía o de la naturaleza de los servicios ofertados, las instituciones financieras viven, cada una según su contexto, un proceso de transformación tecnológica que, más allá de perseguir los objetivos habituales respecto a la automatización de procesos, ganancias en productividad y eficiencia o reducción de costes, buscan también poner el foco en el posicionamiento de sus estructuras hacia las nuevas demandas de sus clientes.

Ejemplo de ello es la multiplicación de la oferta de alternativas de inversión que incorporan criterios ASG (Ambientales, Sociales y de Gobernanza) para poder captar, de esta forma, unas preferencias de inversión respecto a apartados que están muy alineados con los Objetivos de Desarrollo Sostenible promovidos por Naciones Unidas.

Traducir todas estas tendencias y condicionantes en términos del impacto sobre las soluciones tecnológicas que rigen el flujo operacional de las instituciones financieras implica adaptaciones concretas como, por ejemplo, la actualización de los sistemas para poder realizar una clasificación de activos en cuanto a estos nuevos criterios ASG o herramientas que, en el perfilado de los clientes, permitan recoger y evaluar las preferencias del cliente hacia las Inversiones Socialmente Responsables. También es el ser capaces de poder explotar toda la información que poseen los departamentos de back office para confeccionar contenidos atractivos, completos y relevantes de cara a alimentar los front-end multidispositivo desde los que, cada vez más, se consumirá e interactuará con toda esta información. Hablamos, por tanto, de aprovechar el proceso de transformación tecnológica para adaptarnos a las nuevas demandas de los clientes y a las cada vez más extendidas formas de acceso digital a servicios financieros.  

Fruto de pulsar estas tendencias en los últimos años, desde Cad It España hemos ido conformando un conjunto de soluciones informáticas que hemos venido a denominar Línea Easy, cuya vocación es ser la vanguardia de nuestro portfolio de productos. Soluciones que, además de estar enfocadas a la automatización de todo tipo de operativa, integración con otros sistemas, seguridad y cumplimiento normativo, ponen el acento en incorporar las tendencias que caracterizan estos cambios en cuanto a la digitalización. Cubriendo un amplio abanico de necesidades que van desde la gestión discrecional de carteras, el flujo de asesoramiento o frontales para cliente final o institucional, pasando por nuevas aplicaciones para la gestión y administración del back office. Herramientas que integran criterios ISR, firma digital o robotización de procesos (RPA) entre otros. En definitiva, la línea de productos Easy son el  flagship de la marca que nos permite abordar exitosamente el proceso de digitalización de nuestros clientes.

funds1

Al acometer este tipo de cambios transversales y complejos, no solo deberemos tener en cuenta con qué armas nos enfrentamos al reto, también deberemos tener claro cuál es nuestro posicionamiento actual y hacia dónde queremos dirigirnos. Afrontándolo no como un fin en sí mismo, y sí como el conjunto de cambios que ayudarán a la compañía a transitar hacia una nueva situación que le permita avanzar en una posición ventajosa. Tan importante es, en este caso, el definir qué transformamos como el cómo lo hacemos. Y para eso, hay que considerar como imprescindible en este camino el factor humano: valores netamente humanos como la experiencia, la creatividad, la empatía o el compromiso, son paradójicamente muy relevantes en un proceso de digitalización.

Es clave para el éxito rodearse de proveedores cuyos experimentados profesionales puedan, no solo desplegar una tecnología acorde a las necesidades del cliente, sino que, durante este tránsito, sintonicen con la visión y objetivos de la entidad, aconsejen y acompañen, asuman los retos y las dificultades que se presenten y, en definitiva, se alineen y comprometan con el cliente.

Los valores que fomenta el Grupo Cedacri, al que pertenece Cad It España, nos permiten desarrollar un modelo de negocio basado en el equilibrio entre una apuesta por la innovación y cercanía con nuestros clientes, haciendo siempre nuestras sus necesidades: Cad It España Innovating Together.

Profesionales
Empresas

Lo más leído