Diferencias entre la FED y el BCE


El Eurostat es la oficina estadística de la Comisión Europea. Promueve la armonización de los datos y métodos estadísticos de los estados miembros y calcula dos índices de inflación europeos: El índice de precios de consumo de la Unión Monetaria (IPCUM) como media ponderada de los IPAC de los países miembros de la Unión Monetaria (UM). Las ponderaciones de cada país se actualizan anualmente, y el índice de precios de consumo de la Unión Europea (IPCUE) como media ponderada del IPCUM y los IPCA de los países que están en la UE pero no forman parte de la UM.

La tarea de mantener la tasa de inflación baja y estable se asigna generalmente a los Bancos Centrales, que controlan el tamaño de la emisión monetaria. El Banco Central Europeo (BCE), trabaja con los bancos centrales de los 28 países de la UE, que forman parte del Sistema Europeo de Bancos Centrales (SEBC), cuyas sus funciones son:Establecer los tipos de interés para la Eurozona  y controlar la oferta de dinero, gestionar las reservas de divisas de la Eurozona y comprar y vender divisas en caso necesario para mantener el equilibrio de los  tipos de cambio, ayudar a garantizar que las autoridades nacionales supervisen los mercados e instituciones financieras y que los  sistemas de pago funcionen,autorizar a los bancos centrales de la Eurozona a emitir billetes de euros y vigilar la evolución de precios y evaluar el riesgo para la estabilidad.

El BCE parece obsesionado por la inflación, mientras que la Reserva Federal de EE.UU (FED), siempre se expresa sopesando si los riesgos son mayores en el lado del crecimiento económico que en el lado de la inflación. La misión de la FED es conducir la política monetaria de EE.UU influenciando en las condiciones monetarias y crediticias de la economía, persiguiendo el máximo nivel de empleo, la estabilidad  de precios y moderados tipos de interés a largo plazo. La FED fija un nivel de desempleo para año 2014 del 6,5%. Actualmente, según la noticia publicada el 7/11/2014 en Invertia.com, es el 5,88%, su mínimo en 6 años.

Por su parte, el objetivo primario para el BCE, fijado en sus estatutos, es alcanzar la estabilidad de precios y, de forma secundaria, apoyar las políticas económicas generales encaminadas a conseguir un elevado nivel de empleo y un crecimiento sostenible no inflacionista. El BCE fija un nivel de inflación del 2% para el año 2014.   

La FED evalúa, en cada una de sus reuniones, si la balanza de riesgos se inclina hacia el menor crecimiento económico o hacia una mayor inflación. Por el contrario, el discurso del BCE parece siempre centrado en la inflación, quedando en un segundo plano la evolución prevista del crecimiento económico. En promedio histórico estas dos instituciones (FED y BCE) realizan bien su misión, lo cual sienta las bases para que otras instituciones del mercado y del gobierno de los países intenten cumplir lo mejor posible con sus misiones propias.

A los países de la UE con mayores tasas de paro nos vendría muy bien un organismo público, como en EE.UU es la FED, que fijase un nivel de paro anual reducido, tuviese competencias para tomar medidas en esa dirección y se le pudiesen exigir resultados anualmente por el cumplimiento de su misión. Otra opción sería que el BCE, priorizase estando la inflación controlada por debajo del 2%, el crecimiento económico empleando más estímulos del tipo QE (compras de deuda soberana) si es que como vemos, no es suficiente con las medidas actuales de LTROS (operaciones de refinanciación a largo plazo), compras de ABS (valores respaldados por activos) y Cocos (bonos convertibles contingentes). Creo que perseguir un objetivo de paro reducido es beneficioso para todos los ciudadanos y para la estabilidad social en los países.

 

Lo más leído