Diez cifras clave del sector de fondos español para 2012


* 127.575 millones de euros: patrimonio con el que han cerrado el año los fondos mobiliarios españoles según las últimas cifras de Inverco. Este volumen supone un 7% menos que el de un año antes, caída derivada en gran parte por los reembolsos netos registrados en el año que han sido de 8.950 millones de euros, un 62% menos que los de 2010. A cierre de diciembre el patrimonio total del sector, esto es incluyendo los fondos inmobiliarios, ha quedado establecido en 132.000 millones de euros, lo que supone un retroceso del 8,9% en el año. Desde máximos de abril de 2007, la industria ha perdido más del 50% del volumen bajo gestión, según apunta desde Ahorro Corporación.



* 4.924.478: número de partícipes a cierre de 2011 en fondos de inversión españoles. Representa un descenso del 7,4% respecto al año anterior.



* 115:
número de sociedades gestoras de IIC registradas en España. De ellas, el 55,6% pertenecen a entidades financieras (bancos y cajas de ahorro), el 37,3% son entidades independientes y el 7% forman parte de grupos aseguradores. Los movimientos corporativos entre gestoras se han multiplicado a lo largo de 2011 debido, fundamentalmente a los procesos de fusiones de las cajas de ahorro españolas, lo que volverá a repetirse en 2012. En cuanto a nuevas gestoras la tasa de lanzamientos no ha sido muy elevada en los últimos ejercicios y, de hecho, en 2011 tan solo una nueva sociedad gestora de IIC se dio de alta en CNMV: Norfin Inversiones Inmobiliarias. La concentración de cuota de mercado en el sector sigue siendo elevada y las diez primeras gestoras aglutinan el 69% del patrimonio, si bien a lo largo de 2011, las gestoras españolas siguieron una pauta uniforme en cuanto a evolución de cuota se refiere: mientras entidades de bancos perdían terreno, las de cajas y las independientes se hacían con una cada vez mayor porción del mercado de la industria de los fondos de inversión.



* 2.491: número de fondos de inversión españoles. En los últimos años, las gestoras nacionales revisan periódicamente su gama de productos, de manera que, desde diciembre de 2007, el número total de fondos de las gestoras nacionales ha disminuído en un 18%, mientras que, por tipo de producto, los garantizados de renta fija han ido ganando protagonismo: en 2011 su número ha aumentado un 31%, el mayor crecimiento registrado en los datos de Inverco correspondientes a noviembre. En cuanto a nuevos productos, en total, las gestoras nacionales lanzaron el año pasado 122 nuevos fondos de inversión, de los que 6 de cada 10 fueron garantizados.

 

* 26%: porcentaje del patrimonio de fondos con perfil de inversión, esto es, dejando de lado los de renta fija y garantizados, que se pueden considerar de ahorro. Con datos a noviembre, la categoría de fondos con más activos bajo gestión es la de garantizados de rendimiento fijo, con el 26%, seguida de la de fondos de renta fija a corto plazo, con el 21%. 



* 47.000 millones de euros: volumen de activos bajo gestión de las gestoras extranjeras con presencia en España. La cifra corresponde a septiembre 2011, la última disponible a través de Inverco. En el tercer trimestre del año, el patrimonio que estas entidades gestionan de clientes españoles se redujo un 6%. Según datos de Inverco, las 21 gestoras que ofrecen información a la asociación (que representan en torno al 60% del sector) registraron reembolsos netos por valor de 2.525 millones de euros en el trimestre (leer noticia). En cuanto a entidades, 16 gestoras y boutiques foráneas desembarcaron en España en 2011 haciendo accesibles algunos de sus productos para el inversor nacional.


 
* 22 millones de euros: coste estimado por Inverco de la implementación del agente centralizador, la figura que tanta polémica está causando en el sector de la inversión colectiva en las últimas semanas. Según sus cálculos, el coste de implementación del agente centralizador supondría 200.000 euros por cada uno de los 120 distribuidores de fondos que hay en España, más un coste anual de mantenimiento, lo que sería un desembolso total de 22 millones de euros (leer noticia). Esta figura está pendiente de desarrollo normativo que corresponde realizar a la Dirección General del Tesoro y Política Financiera, cuyo nuevo responsable es Iñigo Fernández de Mesa.




* 21%: nueva tributación para aquellos ahorradores con unas ganancias (ya sea en forma de rendimientos o de plusvalías) que no alcancen los 6.000 euros al año, recientemente anunciada por el nuevo Gobierno. Supone un incremento del tipo en dos puntos porcentuales. Para aquellos que generen más de 24.000 euros de ganancias al año, el tipo ha aumentado del 21% al 27%. Estas nuevas tasas tendrán una vigencia de dos años por lo que los productos que no retribuyan hasta 2014 ganan atractivo y, entre ellos, destacan los fondos de inversión ya que el partícipe puede beneficiarse del diferimiento fiscal del que disfrutan estos producto hasta que el partícipe reembolsa.


* 3.495 millones de euros:
volumen negociado en ETF en España a lo largo del 2011. El efectivo acumulado en el segmento de fondos cotizados en el mercado nacional descendió un 41,4% en el año, según datos de BME. La cifra acumulada de negociaciones en ETF hasta diciembre se sitúa en las 43.461, que desciende en un 31,1% sobre las registradas el año anterior.


* II: Mifid II. En octubre se publicó la Propuesta de la Comisión Europea que ahora será debatida y, previsiblemente, aprobada definitivamente por el Parlamento y Consejo Europeo en el segundo semestre de 2012. Posteriormente deberá ser traspuesta a los distintos estados miembros y las estimaciones apuntan a que podría llegar al mercado español para finales de 2013 o comienzos de 2014. Entre los aspectos más controvertidos de la Propuesta de la Comisión Europea se encuentra la prohibición del pago o cobro de incentivos en la prestación del servicio de gestión discrecional e individualizada de carteras y en la prestación de una nueva categoría de asesoramiento, denominado “asesoramiento independiente”. La finalidad de esta prohibición es, en palabras de la Comisión, “evitar conflictos de interés”.