Diaphanum: “Hemos hecho más operaciones en cuatro meses que en todo 2018 y 2019 juntos”


A veces esperar tiene su recompensa. Esto es lo que le ha pasado al equipo de Diaphanum durante 2020, que le ha puesto en bandeja oportunidades que llevaban años esperando. Así lo ha confirmado este jueves Javier Riaño, miembro del equipo de Inversiones de la compañía: “Hemos hecho más operaciones en cuatro meses que en todo 2018 y 2019 juntos”, ha explicado.

En ello ha tenido mucho que ver el elevado peso en liquidez y activos monetarios que tenían en cartera, que ha pasado del 27% de principios de año al 11% actual. Y es que precisamente, la tesorería había sido uno de los activos que más sobreponderaban en sus últimos informes, a falta de mejores oportunidades de inversión.

Donde más han aprovechado para invertir ha sido la renta fija corporativa (sobre todo en grado de inversión y high yield), después de “años esperando a que llegara el momento”, ha confesado Riaño. De hecho, el cambio más importante en su asignación de activos ha sido pasar la renta fija privada de neutral a positiva. Por su parte, han empeorado los activos alternativos de positivos a neutrales, mientras que en renta variable se mantienen neutrales con un sesgo bajo. “No vemos ningún chollo en bolsa porque ya se ha descontado un escenario bueno”, ha justificado Miguel Ángel García, director de Inversiones de Diaphanum, señalando que el paso de expansión económica a contracción económica ha producido un cambio del sesgo en este activo. Sectores como tecnología, salud o consumo no cíclico creen que la evolución de resultados son predecibles. Mientras que en otros donde hay contacto humano como ocio, turismo o comercio minorista la evolución dependerá de la existencia de un remedio o vacuna para el coronavirus.

Por geografías, del 100% de sus carteras de renta variable el 65% está en Estados Unidos, el  25% en China e India y solo entre 10-15% en Europa.

En alternativos van a reducir posiciones. Para jugar este activo prefieren sobreponderar los fondos de gestión alternativa. Además, recomiendan a sus clientes que tengan cierta proporción en activos ilíquidos, bien seleccionados, porque esto quita volatilidad al a cartera (venture capital, private equity, real estate, renovables).

Perspectivas

Carlos del Campo, miembros del equipo de Inversiones de la compañía, ha identificado cuáles son los principales riesgos para los próximos meses. “Hay una “espada de Damocles, que es el coronavirus. Si vamos a otro cierre de la economía a nivel mundial nos meteríamos en una situación muy complicada de remontar”, ha asegurado. No obstante, los indicadores adelantados anticipan una recuperación, aludiendo a la coordinación entre estímulos monetarios y fiscales.

En cuanto al crecimiento económico, observan una recesión muy profunda en 2020, con una caída del PIB “similar a una guerra”, ha dicho, cifrándola en el -4,9% a nivel global. Eso sí, vendrá acompañada de una fuerte recuperación en 2021, para cuando  prevén un crecimiento del +5,4% e PIB global.

En China, los niveles de actividad han repuntado considerablemente. Desde Diaphanum entienden que la fuerte recuperación de la confianza en China se ha trasladado al resto del mundo y lo razonable es que siga marchando la tendencia mundial. No en vano, las encuestas de confianza aún se mantienen deprimidas.

En términos de PIB probablemente “lo peor ya haya pasado” y a partir del tercer trimestre, confía del Campo, “se empezarán a ver mejoras en casi todas las economías”. En el plano de la inflación, no se esperan presiones inflacionistas para 2020.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído