Diaphanum: “Estamos polarizando las carteras hacia la tesorería y la renta variable”


Para el primer semestre de 2019, Diaphanum apuesta claramente por la tesorería, la renta variable y las inversiones alternativas. “Estamos en un proceso de polarización de las carteras moviéndonos hacia la tesorería y la renta variable”, ha explicado Miguel Ángel García, director de inversiones de Diaphanum.

La firma cree que “la tesorería es el puerto seguro ante la renta fija” y la incluyen en cartera como una herramienta para quitar la volatilidad y preservar el valor.

Diaphanum también apuesta por la renta variable porque, en términos generales, está barata: “Si pones en relación el precio de las acciones con los beneficios empresariales no vemos que ninguna bolsa esté cara”, ha explicado el experto. Por regiones, prefieren la estadounidense y la japonesa frente a la europea. “Lo importante para ganar dinero es no perderlo”, ha recomendado García.

Las inversiones alternativas son otra palanca de apoyo para la firma. La entidad cree que hay que buscar fondos con expectativas de baja volatilidad. “Intentamos usar fondos de entre un 3% y un 5% de volatilidad. Tampoco esperamos que nos den mucho, sino entre un 3 y un 4% de rentabilidad, algo razonable”, ha asegurado.

Por el contrario, la firma ofrece una visión negativa sobre la renta fija gubernamental.  “Un bono a 10 años debería cotizar crecimiento económico más inflación. Por esta regla, el bono alemán a una década debería estar en el 3% pero eso sería irracional”, ha explicado García, que sitúa su rentabilidad en torno al 1,5% para 2019. “El BCE se ha dedicado a comprar bonos ya ha distorsionado el mercado”, ha afirmado.

Con respecto a la bolsa española, García prefiere buscar valores fuera del índice. “El Ibex no está bien construido, no es un buen reflejo de la economía española, así que hay que seleccionar muy bien los fondos porque no creemos que lo vayan a hacer mejor que la de Estados Unidos”.

Perspectivas económicas

Diaphanum cree que Estados Unidos afrontará dos subidas de tipos a lo largo del año, siempre y cuando se mantenga la fortaleza de su economía, y continuará con el programa para reducir el balance de la Fed. En Europa, por su parte, considera que el BCE no subirá más veces los tipos de interés al menos hasta verano.

Sobre los riesgos sociopolíticos, esperan que se suavicen y se llegue a una solución en torno a la guerra comercial y el Brexit. Siempre y cuando la economía de Asia y los emergentes mantenga su crecimiento y haya una retirada paulatina de los estímulos. “Este año puede haber cierta desaceleración económica pero no una recesión”, ha augurado el experto. Y en ese sentido señala a la zona euro como la región con más peligro.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas