Diaphanum apuesta por la bolsa americana y los bonos catástrofe para desligarse del mercado


Durante los últimos meses, la entidad ha ido reduciendo peso en Europa en favor de países donde creen que va a haber más crecimiento. Así, han eliminado totalmente la exposición directa a bolsa española (queda algo residual a través de fondos de bolsa europea con algo de peso en España) en favor de renta variable estadounidense, donde buscan compañías de calidad.

En ese sentido, desde Diaphanum consideran que “con esta crisis hay que cambiar el enfoque geográfico por le sectorial”, ha asegurado Miguel Ángel García, director de inversiones. Coronavirus y petróleo han sido los dos cisnes negros de esta situación cuya combinación ha provocado un ajuste de las expectativas de crecimiento. Si antes había crecimientos de más del 3% ahora se prevé una recesión del 3%, “aunque se estima una recuperación muy fuerte, con una reactivación de la economía y que la demanda contenida repercuta en 2021”, ha puntualizado Carlos del Campo, del equipo de inversiones.

En concreto, desde la entidad señalan a España como uno de los países más perjudicados por la elevada exposición a ramas de actividad como el turismo, ocio, restauración… que se están viendo muy perjudicadas. En su caso, prefieren sectores como el de saludo o consumo no cíclico, que no se verán afectados por la crisis.

Adicionalmente, Diaphanum ha incrementado el peso en bonos corporativos. “Quizá el activo más castigado por las ventas forzadas ha sido el high yield. Las ventas forzadas se debieron a la necesidad de liquidez más que al deterioro de los fundamentales de las compañías y provocaron niveles muy bajos en algunos activos, que hemos aprovechado para tomar posiciones”, ha dicho Javier Riaño, del área de inversiones. Por el mismo motivo aunque con menor intensidad, los bonos investment grade tuvieron un comportamiento similar. “Hemos aprovechado para incrementar la cartera en bonos de empresas de buena calidad crediticia”, ha rematado.

Por último, la entidad ha introducido los bonos catástrofe o cat bonds, bonos 100% colateralizados cuyo cupón y devolución del principal depende de que no ocurra un desastre natural de una tipología y magnitudes concretas y predefinidas. “Este tipo de activo tiene sentido ahora por la percepción del incremento de catástrofes naturales por el cambio climático, la gente está pagando primas muy elevadas por cubrirse de este riesgo”, apunta Riaño. En su opinión, este activo tiene una expectativa de rentabilidad razonablemente elevada, en torno al 7-8%. Y lo que es más importante para Diaphanum es la búsqueda de descorrelación, algo que cada vez es más complicado en un mundo tan globalizado. “En principio, que la bolsa vaya bien o mal no tiene ninguna influencia en estos bonos y esto es una ventaja muy importante”, explica.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído