Día de la Tierra: la alteración ecológica, uno de los principales riesgos para la expansión económica


TRIBUNA de Luciano Diana, gestor de Pictet Global Environmental Opportunities. Comentario patrocinado por Pictet AM.

La contaminación ambiental y agotamiento de fuentes de energía y agua son amenazas para la sostenibilidad de nuestro planeta. De hecho, el Foro Económico Mundial ha descrito la alteración ecológica como uno de los principales riesgos para la expansión económica. Sin embargo, es alentador que a nivel microeconómico haya empresas que desarrollan productos y servicios que ayudan a evitar una crisis ambiental. Para los inversores representan una oportunidad de proteger el medio ambiente al tiempo que suponen una propuesta de inversión atractiva.

De hecho, ha habido un fuerte aumento de empresas con certificado ISO 14001, el estándar ambiental global reconocido. De todas formas, el progreso no es uniforme por industrias y sectores. Un medio de identificar los progresos es medir la huella ecológica a través del análisis de ciclo de vida de las actividades de cada empresa, que cuantifica el consumo de recursos naturales y emisiones de residuos en el ciclo de producto desde la extracción de materias primas y fabricación, pasando por uso productos terminados y desecho por los clientes. Es un punto de partida útil. Pero es mejorable.

Así, una cartera global de empresas más sostenibles puede cumplir los requisitos de inversión responsable, pero no necesariamente garantizar el pleno acceso a las oportunidades, es decir, a las mejores perspectivas de crecimiento del capital. Es necesario identificar empresas gestionadas responsablemente en sectores asociados al cambio ambiental capaz de comportarse de manera consistentemente mejor.

Al respecto, en el Pictet Global Environmental Opportunities nos basamos en una investigación pionera que encuentra que la estabilidad del ecosistema en última instancia está determinada por la evolución de nueve procesos artificiales. Las empresas que contribuyen demasiado a estas fuerzas ponen una presión considerable sobre el planeta y no deben ser consideradas para inclusión en cartera. De hecho, estos nueve procesos amenazan con infligir un daño duradero en la capacidad de la tierra para sustentar la vida: cambio climático, acidificación, contaminación química, cambios de uso del suelo, agotamiento del ozono, aerosol atmosférico, cambios en el ciclo del nitrógeno, pérdida de biodiversidad, cambios en el ciclo de fósforo y agotamiento de suministros de agua dulce.

Este modelo determina un "límite planetario" dentro del que actividad humana puede llevarse a cabo, que no debe ser violado. Por ejemplo, la proporción de CO2 en la atmósfera no debe pasar de 350 partes por millón. El consumo de agua dulce no debe exceder de 6.000 kilómetros cúbicos por año.

Ya ocurrió en la década de 1980 que los científicos detectaron una preocupante disminución de la concentración de ozono en la atmósfera, gas que blinda el planeta de la radiación ultravioleta del sol. Descubrieron que la causa era el creciente uso comercial de cloro-fluoro-carbonos. Gracias al esfuerzo coordinado de los gobiernos en todo el mundo las restricciones empezaron en la década de 1990, con resultados positivos. Sin embargo, el agujero de ozono sobre la Antártida persistirá décadas.

Afortunadamente, los últimos años ha habido proliferación de empresas cotizadas especializadas en productos y servicios ambientales innovadores, que desarrollan una ventaja competitiva, lo que, a su vez, se traduce en crecimiento de ventas y beneficios superior. En concreto, nuestras proyecciones de crecimiento en estas industrias es del 6 a 7% anual los próximos cinco años. Es el caso de la eficiencia energética. Hay que tener en cuenta que el uso más eficiente de la energía es parte clave de la transición hacia un futuro más sostenible. Actualmente, sólo un tercio de la energía primaria -antes de cualquier conversión o transformación- llega al punto de uso. Dos tercios se pierden en el camino. Pero existen tecnologías innovadoras para reducir su consumo en fabricación, construcción, administración de edificios y transporte. Además, los gobiernos en todo el mundo están invirtiendo fuertemente para revertir la contaminación, con nuevas leyes y regulaciones. Esto tiene una fuerte influencia en países industrializados y emergentes.

Asimismo, el agua es crucial para limitar tensiones de abastecimiento, pero apenas se recicla el 20%, un nivel insosteniblemente bajo. Sin embargo, las correspondientes tecnologías y equipos de tratamiento y reciclado están siendo desarrolladas por empresas privadas innovadoras, las cuales están liderando el camino, incluyendo el desarrollo de técnicas de riego más eficientes.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas